Soriana se convierte en el primer perdedor del Buen Fin

Una sucursal en la ciudad de Chihuahua ofertó televisiones de 58 pulgadas en 10.99 pesos, un precio que la minorista no quiso respetar.

pantallas
Foto: El Diario/Archivo

Durante el inicio de la temporada de promociones El Buen Fin, la mañana de este viernes una sucursal de la cadena Soriana en Chihuahua se volvió protagonista al ofertar televisiones, equipos de sonido y otros electrodomésticos a menos de 11 pesos.

Alrededor de 30 personas aprovecharon etiquetados erróneos en la sucursal, ubicada en la Avenida Tecnológico y Vallarta, en la capital chihuahuense, por lo que autoridades de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) arribaron al establecimiento a conciliar la situación.

De acuerdo con un reporte del periódico local El Diario, en punto de las 10:00 horas (tiempo local) los clientes del establecimiento comenzaron a notar que los precios de los aparatos estaban etiquetados en 10.990 pesos (y no en 10,990 pesos) o en 2.340 (y no en 2,340).

En el relato de compradores insatisfechos, los encargados de la tienda comenzaron a retirar los carteles equivocados, lo que llamó la atención de más compradores.

Por su parte, la delegada de Profeco en la entidad, Yuvia Velazquez, informó que las compras de electrodomésticos quedarían cancelados ante la falta de acuerdo con Soriana y se podría aplicar una multa de hasta 4 millones de pesos en contra de la cadena de autoservicio.

Tras el hecho, los empleados quitaron los precios, por lo que los clientes llamaron a la Profeco, la cual ante el nulo acuerdo de respetar los precios decidió cancelar la venta y realizar una denuncia, invitando también a los afectados a que entreguen una queja por escrito.

Soriana cerró las puertas de su establecimiento para evitar que más personas ingresaran a comprar los artículos electrónicos con el precio incorrecto.

El equipo de Merca 2.0 se comunicó con la marca para saber su postura sobre el tema; sin embargo, hasta el momento de la publicación de la nota no obtuvimos respuesta.

El hecho se da en medio de que comienza El Buen Fin y que varias cadenas de autoservicio y de tiendas departamentales modifican sus precios para ofrecer productos a menor precio, o bien a pagos diferidos sin intereses.

Cada vez que un consumidor asiste a alguna cadena minorista de retail, por lo general, siempre hay motivo de queja ya sea por el precio de un producto, por el estacionamiento, porque no hay mucho espacio entre pasillos, sólo por señalar algunos.

Las buenas experiencias de compra son esenciales para las diversas cadenas al momento de conquistar a su potencial cliente, aunque en ocasiones el asistir a uno de estos establecimientos se convierte en denuncias por mal servicio, publicidad engañosa o bien, por un mal etiquetado de precios.

Este último punto se ha vuelto recurrente en algunos establecimientos en México, ya que ofrecen productos a precios irreales y que al ser detectados por los consumidores buscan que se respeten, recibiendo la negativa del establecimiento.

Recordemos casos como la oferta de consolas Nintendo Switch por mil 500 pesos, pantallas LCD por 64 pesos, o 18 costales de alimento para perro a 333 pesos, que comenzaron como denuncias en redes sociales y terminaron en peticiones por parte de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) de que cumpliera su promoción.

De acuerdo con el organismo federal, las tiendas departamentales recibieron mil 292 quejas. El 50 por ciento son por garantías en los productos o servicios adquiridos, en específico por la negativa para hacerla válida.

Coppel, Sears y Elektra son las tres empresas que han tenido más quejas relacionadas con la garantía de los productos o servicios. Mientras que Liverpool, Elektra y Palacio de Hierro encabezaron la lista.

En cifras, las quejas interpuestas contra las tiendas departamentales suman 6 millones 389 mil pesos, de los cuales se han recuperado hasta ahora sólo un millón 92 mil. Liverpool pagó una de las más altas.