• De acuerdo con EEUU, el Gobierno de China obliga por ley a Huawei a espiar en sus rivales económicos y políticos

  • Por otro lado, todo indica que  el asalto contra la tecnológica de parte de la administración de Trump responde a otros intereses

  • Específicamente, a evitar la dominancia económica y tecnológica del país asiático en el futuro cercano

ACTUALIZACIÓN: Se agrega un fragmento de la declaración oficial de Huawei sobre estas acusaciones

Debido a las enormes vulnerabilidades de ciberseguridad que existen en prácticamente todo el mundo, muchas empresas se han visto implicadas directa o indirectamente en espionaje. Por ejemplo, varios directivos de H&M en Alemania están bajo investigación por violar la privacidad de sus colaboradores. En 2018, acusaron a Google y Twitter de también vulnerar los datos de su público menor de edad. Pero no hay peores acusaciones que en contra de la china Huawei.

Una y otra vez, en especial a lo largo de los últimos meses, el gobierno de los Estados Unidos (EEUU) señala a la tecnológica asiática de espiar al mundo a pedido del gobierno de China. La actitud de Washington también ha empezado a afectar la actitud de otras potencias. En datos de Forbes, también en Holanda se está investigando a Huawei por posibles ciberriesgos. The Guardian apunta que el MI6 británico nombró a la marca un peligro de seguridad desde 2019.

Por supuesto, no todos los agentes están de acuerdo con las declaraciones de EEUU. Esto, ya que la administración de Trump se niega a proporcionar evidencia sobre los riesgos de los que le advierte al resto del mundo. Según L’Opinion, la Casa Blanca cree que no debe dar prueba alguna de estas actividades para considerar a Huawei una amenaza de espionaje. Y si bien se limaron ya asperezas con China, desde Washington siguen lanzándose graves acusaciones.

Huawei es un riesgo de seguridad para todos

De acuerdo con AP, un oficial de la Casa Blanca ha vuelto a pintar a la compañía como un peligro considerable para todo el mundo.  Robert O’Brien, consejero de seguridad nacional de Donald Trump, dijo que Huawei puede “acceder a datos sensibles y personales” de cualquier individuo, gobierno o compañía. Esto, a través de prácticamente todo el equipo que vende e instala para sus clientes. Como en otras ocasiones, no se presentí evidencia alguna de esto.


Notas relacionadas


O’Brien reafirma que Huawei tiene un canal de acceso secreto para espiar los mensajes y la información que pasa por sus sistemas de telecomunicaciones en todo el mundo. Esto, con el presunto objetivo de obtener datos cruciales que pueda usar el gobierno de China en objetivos políticos. En un comunicado, la tecnológica negó las acusaciones y dijo que jamás ha usado su infraestructura para espiar a sus clientes. Además, reafirmó que no tiene dicha capacidad.

En una declaración a Merca 2.0, la empresa también apuntó lo siguiente:

Como quedó en evidencia en las filtraciones de Snowden, EEUU ha estado accediendo de manera encubierta a redes de telecomunicaciones en todo el mundo, espiando a otros países por mucho tiempo. El reporte del Washington Post esta semana acerca de cómo la CIA utilizó a una compañía de encriptación para espiar a otros países por décadas, es solo otra prueba. Las declaraciones de EEUU acerca de que Huawei usa intercepciones legales no son más que una cortina de humo – no se adhieren a ninguna forma de lógica aceptada en el dominio de la ciberseguridad.

¿Sigue en peligro la tecnológica china?

Poco a poco, y para pesar de la administración de EEUU, aliados y compañías del mundo han ido abriendo sus puertas a la tecnología de Huawei. Hace dos semanas, Reino Unido informó que iba a permitir a la marca trabajar en la construcción de su red 5G, con unas restricciones. En noviembre, se reportó que Android podría recuperar su relación comercial con la compañía. Además, desde diciembre, está fabricando sus smartphones sin utilizar piezas americanas.

Hace algunos meses, muchos expertos e individuos creían que las amonestaciones de EEUU a Huawei podrían terminar por enterrar a la empresa. Sin embargo, lentamente se recuperó y hoy está como si nada hubiera pasado. No solo amenaza el negocio de Apple y Samsung con dispositivos mucho más poderosos y baratos. Además, con su experticia en 5G, Huawei se perfila para ser la gran compañía punta de lanza en la adopción global de esta tecnología.

Es clara la intención de EEUU con esta acusación de espionaje. La esperanza es que otras marcas y gobiernos ya no quieran seguir trabajando con Huawei. Sin embargo, serían patadas de ahogado. La empresa demostró que su poder es mucho más grande que las intenciones de Washington y puede con cualquier amenaza comercial. Ante semejante gigante, la conclusión de muchos parece ser que lo más conveniente es la cooperación, no la confrontación directa.

Recibe las gráficas del día con las noticias más importantes de mercadotecnia.