Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

“Si no compra, no magulle”: el desperdicio de alimentos

Nunca hubiera pensado que el proceso de comprar alimentos, debiera requerir un entrenamiento formal, pero hoy es una idea que me ronda la cabeza con más entusiasmo. 

Popularmente se creía que dejar comida en el plato era un símbolo de buena educación, circunstancia tan inverosímil como el significado que se le da a esta acción en ciertas culturas como en China, donde se estilaba servir un plato adicional respecto al número de comensales que se sentaban a la mesa, hasta que finalmente el sentido común se impuso y el presidente Xi Jinping, basado en un estudio que emitió la Academia de Ciencias china, exhortó a la población a establecer un modelo llamado N-1, es decir, un plato menos respecto a la cantidad de personas en la mesa.

En 2015 se calculaba que la pérdida de alimentos en ese país rondaba los 35 millones de toneladas anuales. Pero aquí no es que tengamos cifras ejemplares pues aún y cuando allá son 1,440 millones de habitantes, el Banco Mundial emitió un estudio donde señala que nuestro país desperdicia 20 millones toneladas al año con una población de “sólo” 127 millones de personas. En otras palabras, cada mexicano tiramos casi medio kilo de comida todos los días.

Apenas el 29 de septiembre de 2020 se conmemoró el primer Día Internacional de Concientización sobre la pérdida y el desperdicio de alimentos tal como lo consigna la página de la FAO pues datos alarmantes reflejan que en el mundo “alrededor de 690 millones de personas padecen hambre y 3,000 millones no pueden permitirse una dieta saludable”.

Asimismo refiere que 14% de los alimentos se pierden antes de llegar al mercado, el impacto económico es de alrededor $400,000 millones de dólares anuales y es responsable de alrededor un 8% del total de gases de efecto invernadero y ya ni qué decir de los 40 mil millones de metros cúbicos de agua que se utilizaron para producir esos alimentos que literalmente, terminaron en la basura.

No le voy a negar que se siente un nudo en el estómago y no por hambre, al saber de estas cifras, pero lo invito a conocer otras circunstancias y el papel que el Marketing Agrícola (y no agrícola) puede jugar en este plano.

 

Causas, efectos y soluciones.

 

En el campo: La prisa es mala consejera sin embargo, es difícil que las ventanas de siembra y cosecha se modifiquen a nuestro gusto razón por la cual un agricultor busca la mejor oportunidad para recolectar, empacar y distribuir alimentos.  La adecuada capacitación y programas de inversión que permitan automatizar y digitalizar procesos agrícolas, suelen ser buenas alternativas que incrementen las probabilidades de éxito de los productores.

AgroMarketing no solo juega un rol importante en la difusión de buenas prácticas agrícolas sino encabeza la cruzada por la recolección y uso de información proveniente de las millones de hectáreas que se siembran para así tener información confiable de los centros de orígen y mapear adecuadamente los lugares donde se requiere más apoyo tecnológico independientemente del tamaño de los agricultores.

Infraestructura: La infraestructura para el almacenamiento y transporte no solo es un rol que la iniciativa privada debe jugar con los productores de alimentos sino que las autoridades estatales y federales pueden dar soporte más allá de proyectos de asistencia, sino fortaleciendo la planta productiva, facilitando los procesos para la obtención de créditos competitivos y que esa inversión subsane los rezagos de producción de muchos de los rincones del país además de contribuir en bajar los índices de desperdicio.

La ciencia y los comercios: Ya tocará el turno de hablar de biotecnología y otros caminos científicamente valiosos para este proceso, pero imagine que la vida de anaquel de los productos del campo sea más amplia de la que actualmente conocemos, las frutas se mantengan con colores más vivos y sean más resistentes al manejo. Spoiler alert: eso ya existe.

Abrir rutas de solución a través de desarrollo científico también trae un desarrollo económico consigo además de cerrar estos boquetes de desperdicio que ocurren cada vez que vamos al mercado pues si el jitomate se apachurra un poco o la sandía se ve demasiado pálida, ya no la queremos comprar. 

Desde casa: El buen juez por su casa empieza y quienes se fueron a vivir solos por primera vez o iniciaron una vida en pareja, frecuentemente se enfrentaron con el hecho de tirar comida porque no calculaban bien el consumo que tendrían, pero corregir estos errores de planeación es la solución ante el invisible y desmesurado desperdicio.

Las marcas, en la búsqueda de lograr objetivos financieros más retadores, buscamos cubrir las necesidades de los clientes y eso es normal, pero es fundamental hacer un alto en el camino para revisar si el consumo y las presentaciones de los productos están en sintonía, si las fechas preferentes de consumo deben ser más amplias, si contamos en casa con el sistema adecuado de almacenaje y otras consideraciones, pueden marcar diferencias significativas en este inverosímil comportamiento de desperdicio de alimentos.

 

Sembrando Reflexión

Nunca hubiera pensado que el proceso de comprar alimentos, debiera requerir un entrenamiento formal, pero hoy es una idea que me ronda la cabeza con más entusiasmo. 

Imagínese que el supermercado de su preferencia (quizá con el soporte de las marcas de alimentos) le entrene para comprar mejor, le provea de sencillas herramientas para calcular adecuadamente la cantidad de comida que debe adquirir y que además de una mejora en su economía, esto se traduzca en desperdiciar casi nada. 

Lleve esta idea al campo, a las bodegas de almacenamiento, los transportistas y otros jugadores de la cadena. Para eso debe servir Marketing, pues la concientización también es parte de una experiencia memorable para el cliente.

Lo espero en @soyjuanbecerril para seguir teniendo este diálogo y juntos aprender y construir soluciones (si usted es un supermercado, también búsqueme).  

 

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Únete a la comunidad más grande marketing en español del mundo. Más de 150 mercadólogos inscritos.

Premium

Populares

Únete a Merca2.0

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de Merca2.0

Artículos relacionados