Se cierra un ciclo de gloria y desventura: murió el fundador de Daewoo

A los 83 años, falleció Kim Woo-choong, fundador del que fuera el segundo conglomerado industrial de Corea del Sur y uno de los líderes mundiales, Daewoo.

Daewoo
Daewoo
  • Daewoo llegó a ser un conglomerado de 40 empresas: desde automóviles hasta productos electrónicos

  • En su apogeo, empleaba a 300.000 personas en 110 países

  • Murió Kim Woo-choong, su fundador, amado y odiado por igual en Corea 

El Grupo Daewoo llegó a ser líder a nivel mundial en la fabricación de todo tipo de productos, desde electrónica hasta vehículos y navíos. 

El ciclo de una historia de ascenso y caída se cierra este martes, con la muerte a los 83 años de su tan exitoso como polémico fundador, Kim Woo-choong.

El Grupo Daewoo, de la mano de Kim, llegó a ser el segundo mayor conglomerado manufacturero de Corea del Sur partiendo de la nada luego de la Guerra de Corea (1950-53); pero a la vez, es un paradigma del fracaso corporativo que desapareció aplastado por una millonaria deuda.

“Nunca hemos olvidado su visión expansiva. Él decía que si pudimos salir adelante en esta pequeña nación, hay esperanza en el mundo”, le dijo a Reuters Huh Chang-soo, presidente del conglomerado GS Group y jefe de la Federación de Industrias Coreanas, de la que Kim y Daewoo fueron parte.

Park Sang-in, especialistas en liderazgo empresario de la Universidad Nacional de Seúl, opina que el legado negativo de Kim se relaciona como el “lado malo” de los conglomerados corporativos coreanos que crecieron al amparo de los gobiernos más autoritarios del país.

Esos empresarios se enfocaron siempre en el crecimiento por sobre la rentabilidad, e hicieron inversiones excesivas que resultaron, incluso, en la crisis financiera asiática de los años noventa.

Kim Woo-Choong
Kim Woo-Choong / Korea Herald

Daewoo se inició en 1967, cuando Kim, que era vendedor de telas, invirtió US$ 5.000 en una empresa textil.

Con energía y explotando sus estrechos lazos con los líderes de Corea del Sur, Daewo se convirtió en un gigante que llegó a emplear a más de 300.000 personas en 110 países en su pleno apogeo, con negocios que abarcaron desde automóviles hasta la construcción naval, pasando por la fabricación y venta de productos electrónicos.

Los críticos de Kim dicen que su agresiva expansión apalancada por deuda llevó al grupo a tener más de 40 compañías afiliadas, y aseguran que fue parte de la causa de los problemas que llevaron a Corea al borde del default a fines de la década de 1990.

Cuando Daewoo colapsó en 1999, acosado por una impagable deuda de US$ 75.000 millones, Kim huyó de Corea, lo que obligó al gobierno a intervenir y tomar el control.

Daewoo Motor, parte del Grupo Daewoo, fue adquirido por el fabricante estadounidense de automóviles General Motors a principios de la década de 2000. La marca derivó en GM Corea, que sobrevivió hasta 2011.

Publicidad gráfica de Daewoo de los años 90.
Publicidad gráfica de Daewoo de los años 90.

El resto de la compañía fue desapareciendo por partes.

En 2005, Kim regresó después de años en el exilio y fue arrestado y sentenciado a 10 años de prisión por malversación de fondos y fraude por encubrir la deuda.

En 2007, un tribunal de apelaciones le redujo la pena y luego recibió un indulto presidencial.

Sigue a @PabloPetovel