SAS, el secreto de las grandes marcas para triunfar en marketing digital

El marketing digital está en búsqueda constante de la combinación de técnicas, herramientas y medios que permitan mejorar el rendimiento de las campañas

Social

Hoy la interacción entre las marcas y los consumidores se da principalmente en medios sociales, con Facebook a la cabeza por la cantidad de usuarios que tiene. Esta interacción se da en estos medios, ya que es la manera más rápida y práctica para entrar en contacto, sobre todo para las generaciones más jóvenes que prefieren no utilizar el teléfono o el mail.

La parte social se puede dividir en dos, la del día a día orgánica y la de pauta. Ambas son muy importantes para una marca, ya que la primera le da la presencia constante y permite fidelizar a los consumidores mediante el contenido publicado y la interacción que se da en las páginas o canales.

Esta parte resulta muy complicada para algunas empresas, ya que implica generar contenido original y creativo para todo el mes y por si no fuera suficiente, también hay que considerar la interacción, cuando el público comenta o manda una solicitud de manera privada, toda esa comunicación hay que atenderla y administrarla de manera correcta y puntual.

Gracias a los cambios recientes que han hecho las redes sociales en sus algoritmos, principalmente Facebook, el alcance orgánico cada vez es menor y se llega a menos personas con cada publicación, lo que está provocando que cada día sea más difícil crear un contenido que enganche con la audiencia, y si además consideramos que debe ser original.

Actualmente el promedio de alcance orgánico de las publicaciones en Facebook llega apenas al 1%, lo que significa que por cada 100 fans que tiene una página, solo uno ve la publicación. Ese es el promedio, pero no significa que todas las páginas tengan ese desempeño.

Es curioso, pero al mismo tiempo que disminuye el alcance orgánico, los ingresos por publicidad de Facebook crecen de manera considerable, aun cuando la empresa ha dicho en repetidas ocasiones que el algoritmo fue creado para hacer más relevante el contenido que ven los usuarios y por ende mejorar la experiencia de cada uno.

Una de las recomendaciones para mejorar el alcance orgánico es el uso de vídeo en Facebook y Twitter y por raro que parezca también en LinkedIn que acaba de lanzar su opción para vídeo en vivo. Este formato es al que le permiten gozar de mayor alcance orgánico y más ahora que Facebook lanzó Watch y IGTV que son sus plataformas de video en línea on demand que se nutren del contenido que los usuarios publican.

Algunas recomendaciones para publicar video son:

  • Cuidar el inicio del video, el principio es importante para que el público siga viéndolo
  • Considerar hacer videos cortos, de menos de un minuto
  • Buscar poner subtítulos para facilitar la visualización
  • Si lleva audio, procurar que vaya acorde a la temática y no sea repetitivo

Ahora bien, el contenido orgánico es muy importante para mantener la atención y el contacto constante con el público, pero para lograr impactar de manera directa a un volumen mayor de audiencia necesitaremos hacerlo con pauta y esta es otra línea completamente diferente a la que se sigue de manera orgánica.

Para quienes están acostumbrados a pautar en otro tipo de medios digitales u offline, las redes sociales ofrecen opciones únicas en cuanto a la segmentación de las audiencias, y la diferencia radica principalmente en la información que estas plataformas tienen de sus usuarios en cuanto a demográficos, tiempos de conexión, hábitos, gustos, intereses y mucho más que obtienen del uso que hacemos de ellas.

En los últimos dos años he visto como las pautas en medios sociales se vuelven más importantes por la efectividad que ofrecen gracias al volumen de audiencia y a las opciones para segmentar de manera muy precisa.

Una marca que se niega a ser social, está destinada perderse en el mar de opciones y corre el riesgo de ser olvidada por el consumidor.