Luego de que la semana pasada se diera a conocer un borrador sobre el plan de reactivación de actividades en la CDMX, este miércoles la jefa de gobierno capitalina, Claudia Sheinbaum Pardo, dio a conocer la iniciativa aprobada para llevar este proceso, en donde se contempla que la apertura de restaurantes y el inicio de clases llegue hasta agosto.

Entre colores y reaperturas

En un mapa creado con base al semáforo de contagios presentado por el gobierno federal, la autoridad capitalina reveló que es posible que la capital del país llegue al semáforo naranja hasta mediados del siguiente mes lo que podría anticipar la apertura de espacios como cines, restaurantes, hoteles, teatros y micro así como pequeños comercios.

No obstante, según la presentación entregada mediante la ponencia de la titular del gobierno capitalino, este avance se tendrá que ir monitoreando a diario en una suerte similar a la que se ocupa para medios los niveles de contaminación en el país.

Los restaurantes y algunos otros establecimientos de recreación podrían regresar a operar en agosto bajo las siguientes condiciones particulares con horarios y días de trabajo escalados en un esquema de 4×10 (4 días laborales por 10 de descanso):

  • Restaurantes y hoteles: Comenzarán a operar con el 30 por ciento de aforo.
  • Servicios religiosos: serán permitidos con el 30 por ciento de aforo.
  • Cines y teatros: Podrían reactivarse al 50 por ciento de su capacidad.
  • Micro/Pequeños negocios: Lo harán con menos de 30 empleados.
  • Eventos deportivos: Podrán realizarse pero sin público y con prueba previa a los atletas.

No será hasta el tercer trimestre del año

Adicional, dentro del documento presentado se indica que durante septiembre, de seguirse las medidas y lograr que el brote de contagio así como la ocupación hospitalaria disminuya, en septiembre próximo las cosas se muevan de la siguiente manera manteniendo los horarios y día de trabajo escalonados:

  • Restaurantes y hoteles: 60 por ciento de aforo.
  • Servicios religiosos: 60 por ciento de aforo.
  • Cines y teatros: Al 60 por ciento de su capacidad.
  • Micro/Pequeños negocios: Lo harán con menos de 30 empleados.
  • Eventos deportivos: Podrán realizarse pero sin público y con prueba previa a los atletas.

Es esta este momento, en el que se considera la reapertura de las tiendas departamentales a un 60n por ciento de su capacidad.

Con este plan sobre la mesa, queda claro que cuando menos para los cines, teatros, restaurantes y tiendas departamentales la reapertura total de sus operaciones llegue hasta entrado el tercer trimestre del año, esto atendiendo las medidas de seguridad y sanidad que traerá consigo la “nueva normalidad” .

El impacto en números

El reto no será menor para las industrias involucradas, mismas que han visto mermadas sus ventas e ingresos debido a las medidas de aislamiento.

En lo que concierne a esta nueva crisis sanitaria, se espera que el impacto del coronavirus será mayúsculo para el sector retail. Cuando menos así lo expone un reciente reporte de GlobalData, el cual revela que el gasto global en la industria minorista caiga un 3 por ciento durante 2020, equivalente a aproximadamente 549 mil millones de dólares.

El caso puntual de Mexico, datos entregados por la  Asociación Latinoamericana de Micros, Pequeños y Medianos Empresarios (Alampyme) indican que ante la emergencia sanitaria y las medidas de prevención recomendadas por las autoridades de salud son más de 100 mil mipymes las que podrían bajar sus cortinas definitivamente si no reciben el apoyo necesario y suficiente.

En la misma línea, los últimos estimados entregados por la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (ANTAD) indican que las ventas en términos nominales cayeron en tiendas iguales (aquellas que tienen más de un año de operación) en un 22.9 por ciento durante el mes de abril, si se compara con lo registrado el mismo mes pero del año pasado.

En lo que respecta a los restaurantes, un estudio reciente firmado por Fintonic reveló que, a partir del primer caso de coronavirus en México, los consumidores redujeron su gasto en restaurantes en un 30.03 por ciento.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299