Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Suscríbete a Merca2.0. Haz clic aquí

Enrique Staines Cicero

Responde estas tres preguntas y tu negocio sí será negocio

La falta de claridad de nuestro negocio nos lleva frecuentemente a suponer información que es crucial y a dudar de nuestras acciones, por lo que no recibimos los beneficios que nuestra marca debería darnos.

Al no contar con información cierta y específica de nuestra marca, tendemos a suponer y esto es un error fatal pues nos lleva a equivocarnos. Si suponer fuera un camino seguro, no existirían las investigaciones de mercado tanto cuantitativas como cualitativas. Chuparnos el dedo y levantarlo al aire sería suficiente, sin embargo, la realidad no es así.

Te sugiero que preguntes a tus socios o directivos ¿cuál es la definición de su negocio? ¿cuál es el objetivo del negocio, de la marca?, por obvia, no aceptes “vender” por respuesta. Te asombrará escuchar respuestas totalmente diferentes.

Es algo generalizado que por la prisa de vender o falta de comprensión de lo útil que puede ser una investigación seria, emitimos mensajes sobre nuestro producto o servicio sin tener la respuesta a estas tres preguntas:

1. ¿Quién es mi marca? ¿Cuál es la personalidad de tu marca? Si fuera una persona, ¿cómo sería, cómo hablaría, qué gustos tendría, cómo ayuda a las personas? en fin, definirla como describirías a una amiga o amigo. ¿Cuál es su objetivo, por qué existe mi marca? 

2. ¿Cuál es el valor de mi marca? ¿Qué ofrezco diferente a mi competencia?, ¿cómo ayuda mi marca a las personas, cómo mejora su vida? 

3. ¿Quién es realmente mi cliente potencial? No podemos venderle a todo el mundo, cada marca tiene un tipo de cliente y éste tiene características específicas, únicas, ¿sabes qué emociones le mueven, qué le gusta y qué no?

Si no tienes la respuesta correcta a estas preguntas, no sabrás qué publicar, ni qué decir porque no sabrás a quién les estás hablando. Dirás lo que dicen todos y usarás frases vacías, nada convincentes.

Te sugiero que investigues muy bien quién es tu cliente potencial, te comuniques con él con las palabras correctas, con la técnica de redacción persuasiva, el copywriting, y al hablarle, te pongas en sus zapatos, escríbele desde ahí.

Cuida a las palabras y ellas cuidarán de tu marca.

Gracias por leer. Enrique Staines Cicero

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Más de 150,000 mercadólogos inscritos en nuestros boletín de noticias diarias.

Premium

Populares

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.

Más de Merca2.0

Artículos relacionados

influencer pierde empleo

Por querer ser influencer, joven pierde su empleo

Hoy en día las redes sociales pueden llegar a generar una gran presión e influir incluso en la toma de decisiones tanto de empresas como de gobiernos; sin embargo, esta misma exposición puede ser perjudicial para los creadores de contenido.