• Las infografías también permiten a las marcas transmitir más información comercial sin ocupar tanto espacio

  • Junto con otras estrategias, pueden ayudar a incrementar la calificación SEO de la empresa

  • Además se pueden utilizar, a través de códigos de inserción, en sitios web y hasta correos electrónicos

Dentro del content marketing, hay una infinidad de opciones disponibles para las marcas. El video se está convirtiendo en un formato muy popular a lo largo de cualquier industria, por la preferencia de los consumidores por los recursos audiovisuales. Sin embargo, también los blogs, las publicaciones con fotografías y los podcast son grandes opciones para llamar la atención. Pero una opción que en muchas ocasiones pasa desapercibida son las infografías.

Según Edraw, son opciones visualmente muy atractivas, que además llaman la atención y tienen un gran potencial de viralidad. Por otro lado, Square2 apunta que permite a las marcas posicionarse como expertos. Sin embargo, no todas las empresas saben cómo crear este tipo de recursos. Aunque parezca fácil producirlos, de hecho tienen un proceso de generación muy específico. De acuerdo con MarketingProfs, las empresas deben seguir seis pasos concretos:

Establecer los objetivos de las infografías

Lo primero que se debe hacer con prácticamente cualquier contenido es pensar cuál es el objetivo final del mismo. ¿La marca quiere conseguir ventas? ¿Solamente incrementar la reputación de la compañía? ¿Llamar la atención hacia su oferta de productos? ¿Continuar creciendo su autoridad entre la audiencia ya establecida? Cada objetivo debe tener un acercamiento distinto. De lo contrario, el retorno de inversión será menor a lo esperado.

Recolectar y compilar la información

Todas las infografías, como su nombre lo indica, hay que tener múltiples datos duros y contenido especializado. Así que antes de empezar a diseñar la imagen como tal, se debe tener todos los insights necesarios a la mano. Preferentemente, las compañías deberían utilizar reflexiones que hayan recolectado de su propia experiencia con sus clientes. Pero siempre que se dé la atribución adecuada, se puede armar o complementar con otros elementos externos.

Seleccionar un template adecuado para las infografías

Cuando las marcas empiezan a crear estos recursos por primera vez, no es recomendable que se avienten al ruedo por completo. Es decir, no es muy recomendable comenzar desde cero a diseñar toda la imagen. Hay una infinidad de recursos y herramientas, gratuitas y de paga, que pueden ayudar a dar una estructura básica a este tipo de contenidos. Las empresas solo tienen que elegir una que sea adecuada tanto al tema como al formato final que se desea.

Ahora sí: diseñar la imagen como tal

Una vez que se realizan todos los pasos previos, es momento de vaciar toda la información e ideas en las infografías. Es importante cuidar que no se vuelva una lectura demasiado pesada, ni tampoco sea algo demasiado ligero como para no llamar la atención. Asimismo, es crucial que las marcas pongan su logo ya sea al principio o al final del recurso. De esta forma, incluso si otros usuarios la retoman, la imagen de la empresa podrá seguir recibiendo gran visibilidad.

Revisar cuidadosamente las infografías

No hay nada peor que lanzar un contenido con errores ortográficos o alguna equivocación de diseño. Si se llega a circular una imagen así, entonces puede provocar burlas y una recepción negativa de parte del público. También es importante solicitar retroalimentación de otras personas, preferentemente colaboradores, familia o amigos cercanos. De esta forma, se podrán detectar inconsistencias que el equipo principal tal vez no hubiera encontrado.

Publicar y compartir con la audiencia

El último paso es, por supuesto, hacer circular las infografías. Para este paso, es crucial que las marcas le den una buena difusión al contenido. Se puede colocar como parte de una publicación de blog, para que más personas puedan encontrarla a través de sus navegadores. También se pueden subir fragmentos a redes sociales y redirigirlos a la página principal, para generar tráfico. O bien subirla a canales como Facebook y Twitter sin olvidar un Call-To-Action.

Recibe las gráficas del día con las noticias más importantes de mercadotecnia.