• Según Omnicore, se envían alrededor de 500 millones de tweets cada día

  • Hootsuite señala que, desde el tercer trimestre de 2017, se ha desacelerado el crecimiento de usuarios en Twitter

  • De acuerdo con Oberlo, el 63 por ciento de los usuarios de la red social tienen entre 35 y 65 años de edad

Hoy en día, con la prevalencia de los canales digitales en la publicidad, las redes sociales son de las plataformas más importantes para la estrategia de marketing de las marcas. Hay varias razones detrás del atractivo de estos canales. De acuerdo con Zariance, unas tres mil millones de personas utilizan estos servicios regularmente. Y aunque existen varias opciones en el mercado, es innegable que Facebook, YouTube, Instagram y Twitter son de los más relevantes.

El caso de la última es más peculiar que el resto. En cifras de Statista, la compañía ni siquiera está entre las 10 redes sociales más utilizadas en todo el mundo. Incluso propuestas más de nicho o regionales, como TikTok, Reddit y WeChat, la superan en número de usuarios. Al mismo tiempo, Twitter ha ganado una reputación muy particular a escala global. Gobiernos, empresas y líderes de opinión por igual la consideran un canal de comunicación principal.

A la vez, no todas las marcas tienen un buen dominio de Twitter. Para empezar, ya desde 2010, agentes como Business Insider señalaban que la red social tendría dificultades para hacer crecer su base de usuarios, algo que le quita atractivo. A eso se deben sumar retos como lo difícil de medir el Retorno de Inversión (ROI) y el desconocimiento de sus funciones premium, que menciona Website Magazine. Pero la red social quiere echar una mano a las empresas.

Una guía de buenas prácticas para Twitter, de Twitter

Hace unos días, la red social dio a conocer a través de su blog oficial un nuevo manual para el uso de su plataforma. Este Agency Playbook está enfocado, según el mismo Twitter, a “mercadólogos, administradores de redes sociales y comunidades, y agencias”. Además de consejos de la plataforma, la guía tiene algunas experiencias y consejos de empleados de la compañía. También se pueden encontrar testimoniales de otras marcas sobre sus campañas.

El manual está disponible para su descarga gratuita a través de su página de negocios. La guía es relativamente corta y tiene un lenguaje significativamente comercial. Entre los capítulos, se cuenta una sección donde Twitter explica punto por punto por qué su plataforma es mejor a la de las rivales. Asimismo, analiza otros elementos cruciales sobre una buena implementación comercial. Por ejemplo, los factores de un buen tweet y cómo llegar a la audiencia adecuada.

Una muestra de content marketing B2B

No es la primera vez que una compañía genera algún documento o estudio dirigido a otros expertos de la industria o directamente a los consumidores. Una de las grandes rivales de Twitter, Instagram, lanzó a finales de agosto una Guía para Padres. Ésta pretendía enseñar a las personas a implementar mejores prácticas de ciberseguridad y protección. Hootsuite, por su parte, lanzó un documento de buenas prácticas de publicación hace unas semanas.

Estas iniciativas son claras estrategias de content marketing. Proyectos como el de Twitter motivan a que las compañías y usuarios tengan más motivos para utilizar sus herramientas y plataformas. Al generar estos documentos de buenas prácticas, la red social está, no tan discretamente, sugiriendo que varias de sus características pagadas son esenciales para el éxito en redes. Difundir estos consejos gratuitamente solo ayuda a mejorar el impacto.

Así pues, esta guía no solo es un recurso legítimamente útil para mejorar la estrategia de redes sociales de las marcas. También es una lección de cómo realizar marketing en el entorno B2B. Para convencer a otras compañías y marcas de comprar productos y servicios, no hay nada mejor que la información y datos. Conforme la industria sepa utilizar mejor las herramientas gratuitas, estará más convencida y segura de pagar un premium por las que son pagadas.