• Lumina Intelligence apunta que existen alrededor de dos mil 600 marcas distintas en la nutrición deportiva

  • El comercial ha reunido más de 17 mil visualizaciones en menos de 48 horas

  • Según Grand View Research, esta industria tendrá una tasa de crecimiento anual promedio de casi 10 por ciento

Los deportistas de alto rendimiento necesitan dietas estrictas. No solamente tienen requisitos nutricionales radicalmente distintos a los de la población en general. Dependiendo de la disciplina que practiquen y su química corporal, en su mismo grupo existen distinciones importantes. Estos retos y necesidades específicas han hecho que el mercado comercial de la alimentación para el deporte alcanzara los 50 mil 840 millones de dólares (mdd) en 2018.

Uno de los competidores más recientes en el mercado es Ladder. Esta marca de proteína no solamente presume un acercamiento personalizado a la nutrición. Además, fue fundada por cuatro de las estrellas más grandes del mundo. La esquiadora Lindsey Vonn, la supermodelo Cindy Crawford, el basquetbolista LeBron James y el actor Arnold Schwarzenegger. Éstos últimos dos son los protagonistas del más reciente e hilarante comercial de su marca.

Al inicio del comercial, se puede ver a un joven que está entrenando en el mismo gimnasio que Arnold. El hombre está hablando por teléfono en un tono que desespera al ex-gobernador de California. Para tapar su sonido, comienza a reproducir una lista de reproducción. LeBron, que también está en el lugar, pone su música con la ayuda de DJ Khaled. Entonces se desata una cómica pelea de playlists entre ambos fundadores, que termina con una inesperada escena.

Comercial con una fórmula distinta de humor

Cuando un comercial quiere vender proteína, generalmente sigue un patrón. Como lo hace Six Star Pro Nutrition, se limita a poner imágenes del entrenamiento y datos sobre las ventajas del producto. La fórmula de estos anuncios tienden a glorificar a quienes hacen ejercicio de alto rendimiento. Así pues, para llamar la atención, algunas marcas han tratado de subvertir este cliché de la industria. Y Ladder no es la primera que ha realizado este cambio.

Ric Flair, en su anuncio de Fuel in a Bottle, también se recargó fuertemente en el humor y la comedia para llamar la atención del público. Incluso otras industrias, para promocionar sus propias iniciativas en el mercado de la proteína, se burlaron de una forma u otra de este cliché. Lo que diferencia el nuevo comercial de Ladder de estos intentos, es que no parodia ni critica esta tendencia. De hecho, el ejercicio es un factor casi secundario a lo largo del video.

El comercial, así como toda la estrategia de Ladder, se recarga en el peso que tienen sus fundadores sobre el público deportista. El toque de comedia solo es una estrategia adicional para llamar la atención. Los puntos más fuertes de este video realmente son las apariciones de LeBron y Arnold. Además, también pretende explotar una rivalidad entre quienes van al gimnasio de una forma más esporádica y quienes se dedican al ejercicio de alto rendimiento.

Cabe destacar que este último comercial, a pesar de su gran uso del humor y la subversión de clichés, de hecho representa una desviación de la estrategia publicitaria regular de Ladder. La compañía publicó hace unos meses una serie de videos. En cada uno, sus fundadores dirigían mensajes claramente orientados a glorificar sus rutinas de ejercicio y sus logros personales. Si bien no se trata de malos anuncios, si distan radicalmente del tono de su nueva propuesta.

loading...