• A pesar del “toque de queda”, Nuevo León dejaría que las personas salgan de casa para ciertas actividades

  • Entre las excepciones, estaría salir por alimentos, medicamentos o por trabajo (solo en sectores esenciales)

  • Se estima que la tasa de ocupación hospitalaria en la entidad ya es de un 70 por ciento

Mientras que todo México está siguiendo un sistema unificado para el regreso a la llamada “nueva normalidad”, en cada entidad se están tomando medidas radicalmente distintas. Lo anterior, porque en cada parte del país hay un avance radicalmente distinto de la pandemia. Si bien en algunos municipios la cantidad de infecciones es notablemente baja, otras zonas están aún por llegar a su pico de contagios. En este grupo, parece entrar el estado de Nuevo León.

Por desgracia para la entidad norteña, parece que el balance entre los casos de infección y el regreso a la nueva normalidad requerirá de medidas cada vez más estrictas. De acuerdo con El Sol de México, se está considerando establecer un “toque de queda” en Nuevo León. Según el Secretario de Salud de la entidad, Manuel de la O. Cavazos, la idea es reducir la movilidad en toda la región. Pero, a la vez, evitar que se detenga el proceso de reactivación económica.

Según La Política Online, se trata solo de una propuesta previa que las autoridades estatales van a discutir con los alcaldes de Nuevo León. Se espera que a las 15:00 horas acabe una reunión virtual entre los funcionarios y se anuncie una decisión. La idea es evitar que la gente circule por las calles entre las 22:00 y 05:00 horas, así como en fines de semana todo el día. Otra medida a discutir sería prohibir la operación de restaurantes, fuera de servicio a domicilio.

¿Una medida adecuada para el objetivo de Nuevo León?

En todo México, las autoridades de gobierno están bajo notable presión para equilibrar tanto la reapertura económica como la protección sanitaria de la población. Mientras Nuevo León está sopesando su toque de queda, la capital está creando un marco para que centros comerciales y restaurantes regresen a sus actividades. En Puebla, hay una notable reticencia a dejar volver a ciertos sectores. Y en Querétaro se está tratando de abrir lo antes posible los negocios.


Notas relacionadas


Pero vale la pena revisar la medida propuesta del “toque de queda” en Nuevo León. Es cierto que se podría reducir la movilidad radicalmente con estas medidas, con un especial énfasis en los fines de semana. También se podría asegurar que las actividades más o menos esenciales sigan su curso, con las excepciones que se tienen planeadas y el libre tránsito la mayor parte de la semana. Por otro lado, sería devastador para negocios nocturnos o de fin de semana.

Sin embargo, tal vez la consecuencia más negativa no venga de la parte económica. En todo el mundo se ha advertido de los peligros de una reapertura demasiado acelerada de todas las actividades productivas. Y una de ellas, era el daño a la confianza del consumidor si se volvía a implementar una cuarentena después del Gran Encierro. Cierto, el “toque de queda” para Nuevo León no sería lo mismo. Pero podría tener un efecto negativo en la percepción pública.

Retos de reapertura a lo largo y ancho del mundo

Junto con Nuevo León, en varios países fuera de México se ha visto que realmente son pocos los gobiernos que han encontrado cómo lidiar con el regreso a la nueva normalidad. Corea del Sur, un ejemplo brillante en el control de la COVID-19, presentó un preocupante rebrote. En los Estados Unidos (EEUU), Apple se vio forzada a volver a cerrar el 25 por ciento de sus tiendas en el país de nuevo. China puso una agresiva cuarentena en Pekín tras una decena de casos.

Con todos estos precedentes, lo único que queda claro es que realmente nadie tiene una idea clara de cómo podría ser la reapertura de Nuevo León, o de cualquier otra región del mundo. De acuerdo con el Washington Post, de debe reconfigurar de todas las actividades productivas para reducir la posibilidad de contagio. Según la Universidad de Pennsylvania, es inevitable que haya muertos e infecciones, por lo que los políticos deben estar dispuestos esta apuesta.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299