No cabe duda que uno de los grandes aciertos de Oxxo ha sido la diversificación de servicios. La cadena de conveniencia propiedad de Femsa ha dejado de ser un simple lugar de abastecimiento de productos básicos para los consumidores, para posicionarse como un punto de venta todo en uno.

Desde la posibilidad de pagar servicios hasta realizar retiros de efectivos, esta marca ha ganado una nueva posición en el mercado que ha buscado capitalizar lanzando propuestas propias que buscan meter a la marca en la competencia en otros segmentos.

Un operador móvil “a la vuelta tu vida”

El movimiento más reciente al respecto, fue el lanzamiento de su propio servicio de telefonía, el cual llegó al mercado a finales del año pasado bajo el nombre de OXXOCEL.

Con este lanzamiento, la marca entró a uno de los mercados que promete especial crecimiento en territorio mexicano.

Hasta 2018, se estimaba que en el país existían más de 14 operadores móviles en el país, mismos que aunque crecen en número, todavía ocupan una mínima parte en el mercado.

El segmento de los OMV en México representa 1.6 por ciento del servicio de telefonía móvil en el país, con 1.9 millones de líneas activas, según datos de Telconomía. El prepago es la modalidad dominante, con un 75 por ciento de participación respecto al 25 por ciento del pospago.

Con esto en mente, son cada vez las marcas que se suman al mercado en busca de ser el líder que detone el crecimiento del segmento en el país.

De esta manera, Oxxo entró al mercado con una oferta especialmente interesante para los consumidores que buscan opciones más accesibles para mantenerse conectados.

En términos generales, el servicio OMV de Oxxo es de prepago, con lo que mediante recargas los usuarios pueden acceder a planes que van desde 20 pesos para acceder a llamadas y SMS ilimitados, hasta paquetes que por 200 pesos permiten a los abonados realizar llamadas y SMS ilimitados, redes sociales (Facebook, Twitter y Whatsapp) ilimitados y 3,000 MB para navegación en otros sitios.

No es lo que parece

Aunque la oferta es atractiva y ya suma una base de usuarios interesante, lo cierto es que ahora la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) alertó que OXXOCEL, no se apega a las leyes aplicables del país, lo que podría poner en riesgo los derechos de los consumidores que cuentan o adquieran este servicio.

Mediante un comunicado, el organismo puntualizó que en un esquema de prepago la empresa ofrece servicios de telefonía y conectividad móvil a los consumidores prometiendo “navegación de internet de alta velocidad” y “la mejor cobertura a la vuelta de tu vida” a través de 12 planes móviles.

“Para ello, previamente el consumidor debe adquirir el chip por un costo de 29 pesos, más la activación por un costo adicional. Sin embargo la Profeco no cuenta con ningún contrato registrado a nombre de OXXOCEL, lo cual es obligatorio para brindar el servicio a la población”, puntualizó la Profeco en el documento.

En la misma línea, el organismo alertó que tanto el empaque como la publicidad que se utiliza para comercializar el chip “puede generar confusión entre los consumidores, ya que no establece con claridad quién es el prestador del servicio”.

Una recomendación contundente

Con esta información de antesala, la dependencia federal recomendó a los consumidores mexicanos prestar atención al servicio y tomar precauciones ante la oferta de Oxxo, con el fin de evitar posibles afectaciones.

Hasta el momento de la publicación de esta nota, Oxxo no ha dictado postura ante esta advertencia que podría poner en jaque a una de sus más recientes apuestas.

La advertencia emitida por Profeco llega en un momento complejo para la marca, luego de que la pandemia afectó su rendimiento en el país.

De acuerdo con un reciente reporte entregado por Bloomberg, Femsa, propietaria de Oxxo, habría pedido a los propietarios que reduzcan el alquiler de estos establecimiento, bajo el argumento del golpe a la baja que han recibido sus ventas.

“Ante esta emergencia sanitaria, hemos sido declarados actividad esencial”, informó Femsa mediante un correo electrónico, al tiempo que destacó que “durante las últimas semanas, ha bajado el tráfico de clientes en la industria en general. En nuestras tiendas se ha reducido en más de 25 por ciento en promedio, aunque varía en gran medida según la zona”.

En términos generales, los ingresos y ventas de la marca se han visto afectadas por las medidas de confinamiento, la escasez de productos como la cerveza y la implementación de la Ley Seca en muchos estados del país.

La situación ya ha tenido impactos importantes para la firma. “Hemos tenido que cerrar algunos turnos o incluso tiendas”, dijo Femsa en el comunicado. “En el mismo sentido que el resto del sector de retail, nos hemos visto en la necesidad de realizar ajustes operativos y financieros temporales”.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299