• Entre las marcas invitadas a la mesa redonda destacaron Teads, PosterMedia, Waze, Provokers, Kidzania y ASPEL

  • También participaron los expertos en marketing de Royal Holiday, Consulta Mitofsky, McDonald’s y Poly

  • Las marcas T-Systems, Magento, Atún Dolores y Danonino también estuvieron presentes en el evento

México es todavía un terreno fértil para las actividades de marketing. Tan solo en cuestiones publicitarias, el Departamento de Investigación de Merca 2.0 estima que para 2019, la inversión alcanzará un nivel de cuatro mil 230 millones de dólares (mdd). Sin embargo, las marcas no pueden simplemente confiar en que el mercado seguirá siendo positivo. Además de estar al corriente de las nuevas tendencias, deben estar conscientes del panorama y sus retos.

Con esta idea en mente, Merca 2.0 e InformaBTL organizaron el primer Networking Hall con 15 expertos de la industria del marketing en México. El evento también contó con el patrocinio de Teads, Waze, PosterMedia, Contacto Protocolario, Provokers y Promorigba. Además de compartir algunas de sus opiniones sobre el estado general del país, los especialistas también discutieron tres temas determinados. Primero, cómo cada una de sus marcas percibía el estado actual del sector. Segundo, los principales retos a futuro. Y finalmente, cómo logran enamorar a sus audiencias.

Un mal año repleto de oportunidades

Todas las marcas concordaron que hay puntos en contra de la industria mexicana. Apuntaron que, entre las presiones externas y la incertidumbre que provoca la actual administración, compañías, firmas y agencias se enfrentan a un panorama complicado. Reafirman que, por esta circunstancia más complicada, habrá menos negocios que se atrevan a tomar riesgos. En ese sentido, apuntan que podría verse un estancamiento general en cuestiones de marketing.

Al mismo tiempo, coinciden que no se trata necesariamente de un entorno infértil. Las marcas señalaron que, como menos marcas se atreverán a tomar riesgos, habrá amplia oportunidad para estrategias creativas, disruptivas y innovadoras. Aquellos expertos de marketing que se atrevan a actuar no solo tendrán que forzarse a llegar a ideas más efectivas. Al mismo tiempo, por la menor competencia, su recompensas de negocio serán todavía mayores.

Marketing tecnológico y humano

Otro punto de acuerdo entre las marcas, agencias y firmas mexicanas es que deben empezar a enfocarse más a los consumidores y clientes. Así como se puede ver en las tendencias de marketing global, en México también las personas son cada vez más importantes. No solo es más difícil ganar su lealtad. Además, son mucho más exigentes. Y así como piden productos y servicios de alta calidad, demandan que las organizaciones tengan altos estándares éticos.

Estos puntos provocan, a su vez, otro gran problema para las marcas mexicanas. Para poder darle a la gente lo que exige, deben conocer sus demandas. Y para eso tienen que aprender a escuchar al público. Y si bien las nuevas tecnologías les habilitan para tener un mejor conocimiento de sus clientes, es todo un reto por separado saber elegir, discriminar y analizar la información. Así pues, las barreras son en partes iguales tecnológicas como humanas.

Rompiendo la barrera de la publicidad

Finalmente, al respecto de enamorar a los consumidores, el entorno del marketing mexicano parece coincidir en que los clientes están hartos de la publicidad convencional. Muchos señalan que es necesario redefinir la manera en la que las marcas se acercan a las personas y ofrecen sus productos y servicios. Sin embargo, el acercamiento de cada uno es muy distinto.

Mientras que algunas marcas creen que la clave está en estudiar más en el consumidor para refinar a la perfección cuándo llegar a él, otros creen que hay más oportunidad en la narrativa. Otros expertos aseguran que el marketing debe cambiar a un esquema donde la experiencia sea el mayo punto de venta. Unos más creen que, a medida que se logre crear empatía e involucrar al público en la construcción de la marca, habrá lazos más sólidos con los negocios.

Pero en una cosa pueden concordar. Sin importar quién tenga la clave del éxito, en los próximos años, será el consumidor el que tenga mayor poder en la relación marcas-público.