• De acuerdo con CNN, solo en Estados Unidos los clientes gastan más de 19 mil millones de dólares por el 14 de febrero

  • En promedio, cada persona invierte unos 138 dólares (más de dos mil pesos) en regalos para San Valentín

  • También se estima que, durante esta fecha, el 75 por ciento de las ventas de dulces en el país corresponden a chocolate

Hoy es San Valentín y, con motivo de la fecha, se han realizado un sinfín de recomendaciones y estudios temáticos alrededor del tema del amor y las relaciones personales. Marcas como PlayStation han lanzado campañas para sus clientes ambientadas (más o menos) en el tópico. Otras marcas, como Pepsi y Bacardi, lanzaron productos especiales para la fecha. Incluso se ha hablado de los elementos de diseño detrás del 14 de febrero y apps de citas más usadas.


Notas relacionadas


No sumarse a la ola de San Valentín y el 14 de febrero con contenido y ofertas temáticas sería un desperdicio para las compañías. De acuerdo con Square, no solo hay un sinfín de ideas de marketing que podrían utilizarse para interactuar con los clientes. Además, Campaign Creators reafirma que se trata de una tradición con varios años de historia. Por supuesto, en datos de Socialnomics, es una excelente oportunidad para hacer resaltar un negocio de forma creativa.

En este sentido, se puede utilizar San Valentín como una excusa perfecta para hablar de algo más importante: cómo enamorar a los clientes. Hoy en día, no basta con que las marcas le cumplan a la audiencia las promesas que realizan en sus esfuerzos publicitarios. Tampoco es suficiente con que su portafolio de ofertas en realidad valga lo que se está pagando. Se debe de hacer un esfuerzo para crear fanáticos, algo para lo que Digital Venture tiene unos consejos:

Irse a las plataformas donde están los clientes

Tal vez debería estar de más decirlo, pero es fundamental que las compañías conozcan de forma profunda a su público objetivo. No solo para presentarles una oferta más amplia y que se adecúe a sus necesidades. También se trata de identificar en qué canales se encuentran y a través de los cuales se puede tener un impacto directo en su decisión de compra. Es crucial que las empresas estén donde estén sus potenciales consumidores, o no podrán triunfar.

Hablar directamente con el público

Especialmente en fechas como San Valentín, los clientes potenciales tienden a recibir un sinfín de mensajes y campañas generalizadas por email, SMS, search, social, etcétera. El problema es que muchas de estas activaciones tienen una intención masiva, por lo que realmente no llaman la atención. Solo contribuyen al ruido que ya los ataca día con día. En este sentido, las marcas deben tratar de enfocarse en la personalización y la creación de mensajes únicos.

Conocer gustos y preferencias de clientes

Los puntos anteriores solo son posibles si, como ya se ha dicho, las marcas se toman tiempo para conocer a su audiencia. Hay varias formas de hacerlo. Por ejemplo, múltiples firmas se dedican a realizar sondeos y recabar datos sobre el público, que después ofrecen a otros agentes. También es posible llevar a cabo sondeos y recopilación de información propia a través del análisis de hábitos. La clave está en buscar cómo es realmente el consumidor.

Desarrollar momentos y experiencias memorables

No se puede decir lo suficiente: los consumidores ya no están conformes con solo un servicio o producto aceptable. Las personas solo se fijarán realmente en aquellas marcas que estén listas para dar el esfuerzo adicional necesario para llamar su atención. Así que las empresas deben pensarse también como creadoras de contenido y activaciones de alto valor. Esto se puede llevar a cabo con mayor facilidad cuando se implementan técnicas de omnicanalidad.

Crear una relación con los clientes basada en la confianza

Los consumidores no solo quieren estar frente a una empresa que no se interesa en ellos. Por el contrario, las marcas más relevantes y populares son aquellas que muestran, de una forma auténtica, que están preocupadas por el bienestar de su público. Esto no solo se expresa con un servicio excelente o atención a usuarios eficiente. También tiene que ver con estar abierto a la retroalimentación, con tener contacto uno a uno con la gente y hacer cambios para mejor.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299