¿Por qué el negocio de minar bitcoin es furor en Paraguay?

Los mineros de bitcoin buscan “paraísos energéticos” para bajar sus costos. Paraguay, gracias a la represa Itaipú, es uno de ellos.

Bigstock

El aumento del precio del Bitcoin, que llegó a acariciar los 20 mil dólares en diciembre y ahora vale, según CoinGecko, 7.300, es el centro de la atención de numerosos medios desde el año pasado.

Su crecimiento geométrico en cuanto a cotización ha hecho que muchos posen su mirada en las criptomonedas y vean la posibilidad de hacer negocio.

Es que más allá de la baja –desde los 20 mil hasta 7.300 dólares–, nada, ningún otro producto, moneda, acción o bono en el mundo se valorizó tanto como el Bitcoin entre enero de 2017 (US$ 750) y julio de este año (US$ 7.300).

En ese escenario, está un hecho a veces ignorado por las grandes mayorías: la necesidad de energía eléctrica que se necesita para minar las criptmonedas.

¿Qué es eso? Básicamente, la minería de Bitcoin requiere un hardware informático costoso y “hambriento” de energía porque necesita de cálculos complejos que la vuelven indescifrable e invulnerable. El algoritmo del Bitcoin agrega complejidad y esa complejidad se traduce en más y más hard conectado, que a su vez demanda más electricidad.

Los grandes empresarios “mineros” se están mudando a lugares donde la energía es barata y renovable, como Canadá, Islandia y Paraguay. En esos países, las represas generan más electricidad de la que pueden consumir sus habitantes y el sobrante puede ser aprovechado por estas nuevas tecnologías.

Según le dijo a Bloomberg Christian Catalini, de MIT, “el precio de la energía determina los lugares donde se lleva a cabo el proceso de minado. Si la electricidad sube de precio en algún país, la minería seguramente se moverá a otro sitio”.

Reserva de Itaipú, en Foz do Iguazu, en la frontera de Brasil y Paraguay. Bigstock.

De acuerdo con la publicación, Paraguay, y puntualmente en Ciudad del Este, un municipio junto al río Paraná, los mineros de criptomonedas se están instalando en la zona de libre comercio de la ciudad. “Están aprovechando la energía barata generada en la cercana planta hidroeléctrica de Itaipó de 14 gigavatios, la segunda presa más grande del mundo, que produce más electricidad de la que Paraguay puede consumir. Allí, los precios son aproximadamente una cuarta parte de lo que valen en el vecino Brasil”, explican en Bloomberg.


Por ejemplo, un brasileño instalado en Ciudad del Este llamado Rocelo Lopes tiene 6.000 computadoras, con lo que conforma la operación de criptomonedas más grande de Sudamérica.

MUY INTERESANTE. Con una mínima inversión, mina Bitcoins en su casa y lo cuenta paso a paso

Demanda de energía

De acuerdo con el índice de consumo de energía Bitcoin de Digiconomist, en lo que va de junio y junio la electricidad demandada anual para procesar los Bitcoins se estabilizó en 71,12 TWh por año. Esto es un 404% más que un año antes, cuando demandaba 14,1 TWh.

Evolución del consumo de energía anual para minar bitcoin. Fuente: bitcoinenergyconsumption.com

Para tener una idea, es lo mismo que consume en un año un país como Chile.

Energía anual consumida por países seleccionados en comparación con los Bitcoin. Chile consume prácticamente lo mismo: 71,15 TWh. Fuente: bitcoinenergyconsumption.com

Para aprender a minar criptomonedas hay un artículo interesante en Medium: Minería de criptomonedas para novatos.


loading...