Esto del Bitcoin se está yendo de las manos (y nadie parece darse cuenta)

El geométrico aumento del valor del Bitcoin permite visibilizar un tema que está escondido dentro del “boom” de la criptomoneda: el consumo de energía. ¿De qué se trata?

bitcoin
Imagen: Bigstock

El aumento meteórico del precio del Bitcoin, que llegó a superar los 8.000 dólares la semana pasada, está siendo el centro de la atención de numerosos medios alrededor del mundo.

Y no es para menos, la moneda digital valía 970 dólares en enero de 2017 y la cotización de este miércoles 22 de noviembre la ubica en 8.250 dólares, un crecimiento del 750% en menos de un año, según CoinGecko.

Sin embargo, la mayoría de la cobertura mediática ha dejado de lado una de las consecuencias más interesantes e imprevistas de este aumento de precio: el crecimiento del consumo de electricidad global utilizado para “minar” más Bitcoins.

De acuerdo con el índice de consumo de energía Bitcoin de Digiconomist, el martes 21 de noviembre de 2017, la electricidad demandada anual para procesar los Bitcoins es de 29,24 TWh, esto es un 30% más que los 22,50 TWh que se necesitaban anualmente hasta el 24 de octubre, casi un mes antes.

Según PowerCompare, los 29,24 TWh equivalen al 0,13% del consumo total de electricidad global. ¿Parece poco? No lo es si lo analiza en perspectiva: la minería de Bitcoin ahora demanda más electricidad que 159 países individuales. Más que Irlanda o que Nigeria, por ejemplo.

La minería de Bitcoin consume más electricidad que 159 países (en amarillo), incluidos Bolivia, Uruguay, casi todo Centro América, Irlanda y la mayoría de los países de África. Gráfico: PowerCompare

Es más, si los mineros de Bitcoin fueran un país, se ubicarían en el puesto 61 en el mundo en términos de consumo de electricidad. Por ejemplo, si se compara con México, los 29 TWh del minado anual de los Bitcoins corresponden al 12,21% de los aproximadamente 238 TWh anuales de todo el país.

En el caso de Argentina (que consume unos 116 TWh anuales), toda la minería de Bitcoin del representa un 25%.

Aquí hay algunos otros hechos interesantes sobre la minería de Bitcoin y el consumo de electricidad:

  • Si siguiera aumentando a este ritmo [Dios no quiera que eso suceda], la minería de Bitcoins consumirá toda la electricidad del mundo en febrero de 2020; esto es, unos 21.000 TWh.
  • La minería de Bitcoins consume más electricidad que 12 estados de los Estados Unidos (Alaska, Hawái, Idaho, Maine, Montana, Nuevo Hampshire, Nuevo México, Dakota del Norte, Rhode Island, Dakota del Sur, Vermont y Wyoming).
  • Con los números actuales, los ingresos estimados de la minería global de Bitcoins, anualizados, son de US$ 7,2 mil millones.
  • Costos de la minería de Bitcoins global (estimado anual): US$ 1,5 mil millones.

Pero… ¿cómo consume energía el minado de Bitcoins?

Básicamente, la minería de Bitcoin requiere un hardware informático costoso y “hambriento” de energía porque requiere de cálculos complejos que la vuelven indescifrable e invulnerable. El algoritmo del Bitcoin agrega complejidad y esa complejidad se traduce en más y más hard conectado, que a su vez demandan más electricidad.