• Popeyes estrena imagen y es parte de su estrategia de expansión en grandes mercados como el chino, desde el cual se esparció el COVID-19 por el mundo.

  • El mercado de comida rápida es uno de los más relevantes en el mercado, por la adaptación que ha tenido ante la pandemia.

  • Un elemento que no podemos perder de vista es cómo se están transformando los puntos de venta.

La imagen se ha convertido en parte clave de las marcas y de sus estrategias comerciales para convertirse en referente dentro del mercado. Un elemento que no podemos perder de vista es el que nos recuerda lo relevante que es en consumo los nuevos hábitos y cómo las marcas se están adaptando a ellos, sobre todo ahora que estamos viviendo la pandemia de COVID-19, que se ha convertido en uno de los fenómenos de salud más drásticos que ha vivido el mercado a nivel internacional.

Como parte de estas pautas, un aspecto que no debemos desestimar es el que nos recuerda lo necesario que son hoy en día estrategias de comunicación basadas en la imagen, convirtiendo al diseño en un aliado clave de su estrategia de venta.

Primeros detalles del iPhone 13

Popeyes cambia de imagen

El tradicional logotipo de Popeyes se ha convertido en uno de los más simples y reconocidos en el mundo gracias a su llamativo tono naranja brillante, colocándose gracias a este, en un referente del pollo frito dentro de Estados Unidos y ahora la marca estrena imagen de la mano de la agencia de publicidad Jones Knowles Ritchie, con lo que ha buscado una serie de modificaciones sutiles, que como todos los cambios en la imagen de marcas, moderniza su aspecto.

La industria de la comida rápida ha podido mantenerse entre los cambios que se han registrado en el mercado de servicios de alimentos y que ahora con la pandemia de COVID-19 recrudecieron, sin embargo,el fat food ha convertido continuar como uno de los pocos segmentos que ha mantenido su operación en medio de esta contingencia.

El libro con trucos en social media marketing

Esta nueva imagen es parte de su estrategia de expansión con la que cuenta la marca a nivel mundial, especialmente en China, en donde ha advertido que tiene planeada la operación de mil 500 restaurantes en esa región durante la próxima década, por lo que la empresa ha recurrido al cambio de imagen, como una estrategia de adaptación al mercado sobre todo uno que cambiará como consecuencia de la pandemia.

null

null

JB Hartford, director creativo de Jones Knowles Ritchie, ha reconocido que el cambio en el logo obedeció a algo “limpio, fresco, contemporáneo y relevante, pero no quiere que pierda el calor, la humanidad y la familiaridad de una marca que la gente conoce”.

Como parte de la estrategia de rebranding, la marca cuenta con su propia tipografía llamada “Chicken Sans”, la cual corrió a cargo de la firma Colophon, además de que presentó un nuevo menú a cargo del fotógrafo Alex Lau.

Repartidores de Uber Eats realizan paro

El mercado de fast food ganando en la contingencia

El mercado de fast food ha podido consolidarse durante esta contingencia, convirtiéndose en un referente en el mercado de comida rápida y estableciendo pautas cada vez más relevantes, como lo son la innovación pero en la firma como están pensando sus puntos de venta.

Esto ha convertido a los restaurantes en centros de distribución, por lo que las marcas han tenido que desempeñar nuevas estrategias omnicanales, como convertir a sus empleados en colaboradores que tienen que tomar las órdenes de sus comensales desde sus autos.

Lo anterior ha supuesto cambios drásticos en el mercado de comida rápida, detallando referentes que nos ayudan a comprender el consumo y cómo se están adaptando a nuevos hábitos.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299