Pop-up Stores. El Arte del Comercio Efímero.

Los Ángeles CA, USA

La paternidad del nombre “Pop-up Retail (o Pop-up Store)” es reclamada por “trendwatching.com”, la firma de innovación por tendencias. Sin embargo, el concepto viene ya de años cuando en 1997 aquí en Los Ángeles, un evento creado por el marketer, productor y cofundador de “Inform Ventures” “Patrick Courrielche” denominado: “Un mall hipster de sólo un día” causó sensación e inauguró un concepto efímero de venta al menudeo de aparición y desaparición instantánea.

Desde ese momento el concepto prendió como pastizal árido abriendo eventualmente el ojo a las agencias de mercadotecnia y publicidad de las grandes marcas mundiales quienes, “vieron en el concepto un alto potencial para crear “experiencias de súper corto plazo” a fin de promover sus productos a audiencias objetivo, principalmente hipsters y millennials en general.

Más tarde, AT&T, Levi-Strauss y Motorola trabajaron con Courrielche a fin de crear experiencias de compra de cortísimo plazo en todo los Estados Unidos haciendo que el concepto cundiera.

Desde entonces, este desarrollo mercadológico de alta tendencia se ha ido sofisticando al grado de crear Pop-up’s en autobuses en movimiento, azoteas, espacios comerciales o habitacionales desocupados, barcos y barcazas, estacionamientos públicos, embarcaderos, aviones y aeropuertos.

En julio del 2015 la firma de ropa casual, deportiva y de aventura “Fourth Element”, inauguró su Pop-up Shop llamado “TEKCamp.2015” a 6 metros bajo el agua cerca de la población de Redstock en el Reino Unido con este anuncio:

“Interested in technical diving? Join the UK’s foremost technical instructors for five solid days of fabulous diving, coaching, talks, workshops and – of course – FUN!”

No tardaron las marcas de lujo como Gucci, Louis Vuitton, Hermes y Colette en interesarse en el efímero concepto. Louis Vuitton llegó a crear un Pop-up Shop en una enorme carpa en la mismísima Plaza Roja del Kremlin en Moscú.

El concepto “Pop-up” ya ha llegado inclusive al negocio culinario abriéndose “Pop-up Restaurants” en locales o domicilios desocupados donde, un día puede haber un restaurante, el día siguiente un Coctel Party y el tercero una bodega. En noviembre del 2002 el gigante del retail de descuento “Target”, se apropió de un barco de 220 pies de eslora -anclado en el embarcadero Chelsea del Hudson River- por 2 semanas coincidiendo con el Black Friday.

El concepto Pop-up, cuya traducción sería algo así como: “surge de repente y se va rápido”, se basa en el efecto de la temporalidad o finitud asociada a la escasez de tiempo y por ende, la escasez de la posibilidad de ver o experimentar algo único. Una brillante teoría de marcado basada en una de las reglas máximas de la influencia: LA ESCASEZ DE ALGO GENERA DESEO.

Una empresa establecida en 1999 llamada “Vacant” se atribuye el pionerismo de las instalaciones y diseños Pop-up Retail con un concepto llamado: “Vacant a Moveable Feast”. Vacant se jacta de proveer soluciones “llave en mano“ para las marcas activando todo el desarrollo: desde el espacio físico hasta la carpa y el montaje. Usan vehículos de 4 ruedas, contenedores tipo ferrocarril, mamparas en estaciones y aeropuertos y una infinidad de elementos.

Para que conozcas más este fascinante concepto, te invito a viajar por el mundo con fotos de 30 Pop-up en esta página web.