People marketing, más cercano y efectivo para tu estrategia

La práctica del people marketing funciona con un mayor impacto en situaciones como eventos generados por la propia marca, eventos en la que la marca participe

Recientemente se ha comenzado a hablar del concepto de people marketing, estrategia con la que algunas empresas han experimentado dentro de sus estrategias de mercadotecnia, con un fuerte enfoque hacia las actividades de redes sociales.

Este tipo de tácticas que podríamos definir como “marketing colaborativo”, parte de una idea que se desarrolla en las relaciones públicas respecto a que todos los colaboradores de una empresa (por chica o grande que sea) son voceros potenciales, y de la misma manera en que cada uno de esos empleados puede ofrecer hacia el exterior información valiosa, puede también difundir información negativa, perjudicial o falsa.

Así, la idea principal del people marketing se focaliza en hacer que un pool de colaboradores de una empresa, funcionen como micro influencers, voceros de marca o simples usuarios de redes sociales que presuman en sus cuentas personales las bondades de la marca para la que trabajan.

Una de las formas de implementar esta actividad se centra en que el área de mercadotecnia de la empresa se dé a la tarea de constituir una selección de colaboradores que se interesen en participar como generadores de contenido positivo alrededor de la empresa.

Así, el grupo de people marketing no estará compuesto únicamente por miembros del departamento de marketing, sino que estará nutrido de gente de múltiples perfiles y niveles dentro de la empresa, (por más extraño que parezca ante el requerimiento de ser generadores de contenido) como personas de las áreas de ventas, directivos, miembros de los departamentos jurídicos, de diseño o de cualquier otro que cuente con empleados comprometidos y ansiosos por hablar genuinamente bien de la marca.

Sin embargo, para que la tarea de formar este conglomerado de micro influencers de marca sea exitosa y fluya de manera interesante y divertida para cumplir con sus objetivos, la empresa en cuestión deberá generar una campaña de comunicación interna que explique puntualmente los objetivos y la mecánica de la dinámica.

Se invitará a todos los miembros de la empresa a sumarse a esta especie de vocería grupal; a todos ellos (plenamente identificados por el compromiso que estarán demostrando), se les otorgará una serie de líneas de comunicación y mensajes clave que funcionarán como los márgenes que deberán aplicar en su comunicación: información completa de la marca, sus lanzamientos futuros, nuevos productos o servicios y su participación en algún evento público.

Sin embargo, estos lineamientos sólo funcionarán como guía en las publicaciones que realizarán en sus redes sociales, pues, al tratarse de una actividad voluntaria con miras a que su espíritu sea orgánico, original y como su nombre lo dice, un marketing de personas, a estos colaboradores se les deberá dar completa libertad en sus posteos, tanto en contenido como en frecuencia de publicación.

No está de más decir que la práctica del people marketing funciona con un mayor impacto en situaciones como eventos generados por la propia marca, eventos en la que la marca participe (ferias, simposios, actividades de responsabilidad social).

El contenido que genere el pool, será mucho más valioso por sus características de autenticidad, y por lo mismo, será propenso de ser parte de la conversación social tanto en redes sociales como en conversaciones offline, pues la información generada de manera orgánica siempre gozará de más valor y dotará a la empresa de una credibilidad mayor que el contenido generado expresamente para estos fines.

El resultado de implementar el people marketing, según los expertos en la materia que han implementado esta táctica (primordialmente en Estados Unidos), no sólo es el incremento del engagement, sino la generación de empatía y respeto hacia las áreas de marketing de las empresas, pues los colaboradores ajenos a este tipo de prácticas de comunicación comenzarán a conocer su funcionamiento y el nivel de dificultad que implican para los encargados de la mercadotecnia de las empresas.