• La campaña, titulada A Taste of Honesty, fue desarrollada por la agencia Endeavor Global Marketing

  • De acuerdo con Celebrity Net Worth, Kristen Bell tiene una fortuna valuada en 20 millones de dólares

  • Por su parte, Dax Shepard tiene una cuenta bancaria estimada de unos 12 millones de dólares

Hay algunos actores que, no importa en qué tipo de campaña estén presentes, siempre la impregnan de su peculiar personalidad. Entre los ejemplos más claros está Ryan Reynolds, que en Deadpool, American Gin y Detective Pikachu, siempre trae su humor ridículo a la mesa. Otra gran celebridad que también tiene un estilo publicitario muy consistente es Chris Evans. Esto, como lo han demostrado sus más recientes colaboraciones, gracias a su rol en el MCU.

La naturaleza de esta relación entre campañas y artistas ha sido ampliamente estudiada por varios agentes en la industria del marketing. De acuerdo con Forbes, la relación entre ambos debe ser adecuada y exacta, de forma que ninguna parte se vea afectada por la asociación. Otros agentes apuntan que esta dinámica se ha transformado e incluso estrechado los lazos entre estrellas y empresas. Esto, para algunos estudios, resulta en un proceso de co-branding.

De cualquier manera, es evidente que la relación entre una campaña y la celebridad que participa en ella es mucho más cercana de lo que tal vez era hace algunos años. No solo se les ha dado mayor libertad creativa a estas personalidades para darle un toque único al comercial en cuestión. Asimismo, se ha generado un tono más familiar, incluso personal e íntimo, en los mensajes como tal. Como muestra, es suficiente ver la última activación de la marca Lightlife.

Una campaña con honestidad brutal

Como una rival de Impossible Foods, uno de los productos estrella de Lightlife es una carne de hamburguesa que simula el sabor, aroma, textura y coloración del producto original. Pero la oferta de la empresa está hecha de materiales vegetales. Para promocionar este alimento, la empresa contrató el talento de Kristen Bell y Dax Shepard, una de las parejas más reconocidas de Hollywood. A lo largo de la campaña, se muestra el peculiar estilo de paternidad de ambos.

Tanto Bell como Shepard aseguran que prefieren hablar con brutal honestidad y transparencia con sus hijos. A lo largo de la campaña, se puede ver cómo explican sin reparos temas como la muerte, el sexo y el no querer interactuar con otros niños pequeños. Al final, se reúnen para comer las hamburguesas de Lightlife. Cuando sus tres hijos aseguran que no creen que la carne esté hecha de plantas, los actores apuntan que jamás han tenido razones para mentir.

Autenticidad y cercanía con la audiencia

Usar celebridades en una campaña sigue siendo algo muy común, a pesar del influencer marketing. Brad Pitt protagonizó la activación de un banco francés hace un par de días, en donde el actor jamás dice una sola palabra. Coca-Cola, en un video para México, contrató a Eugenio Derbez para narrar el spot. Por otro lado, una experiencia/comercial de Airbnb puso a varias estrellas locales de Reino Unido a vivir unas horas como un niño gravemente enfermo.

Lo que más llama la atención de la campaña de Lightlife es la mirada íntima que hay hacia la vida de Kristen Bell y su familia. Es evidente que en el anuncio no se puede apreciar una visión fiel de cómo realmente es el día a día en su hogar. Sin embargo, la campaña si da la impresión de que se está reflejando algo mucho más legítimo que la simple actuación de una familia de Hollywood. Hay un elemento muy profundo de autenticidad dentro de esta activación.

Siendo que la autenticidad de cada campaña es el objetivo de muchas marcas, entonces es posible que este anuncio sea uno de los primeros en una transformación de la industria. Las celebridades, a pesar del tiempo y las tendencias, son aún muy atractivas para la gente. Ya se sabe que estas estrellas tienen cada vez más rienda suelta para sus proyectos publicitarios. La evolución lógica es que reflejen su vida personal en estos anuncios, en pro de la autenticidad.

loading...