• De acuerdo con Statista, Unilever generó casi 51 mil millones de euros en ingresos para 2018

  • Cuidado personal es su categoría más provechosa, seguida muy de cerca de Comida y bebidas

  • La organización ya tiene múltiples iniciativas para la reducción del plástico en pro del medio ambiente dentro de Asia

En términos de Responsabilidad Social Corporativa (CSR), las empresas pueden elegir varios caminos. Algunas compañías recolectan fondos para apoyar a ciertas organizaciones sin fines de lucro. Otras prefieren enfocarse en problemas únicos a ciertos segmentos de la población, como la movilidad en áreas urbanas. Asimismo, es popular sumarse a luchas por la igualdad y el respeto hacia las minorías. Pero muchas más marcas prefieren defender el medio ambiente.

Hay varias razones por las que las empresas prefieren enfocarse en la lucha en pro del medio ambiente. Según Entrepreneur, la sustentabilidad es determinante al momento de la toma de decisión para la gran mayoría de la audiencia. Asimismo, en cifras de G2, este enfoque puede ser, financieramente, mucho más conveniente que un modelo tradicional. Asimismo, muchos agentes de la industria ponen sus esperanzas en las marcas para resolver estos grandes retos.

Por supuesto, no basta con que las compañías lancen campañas temporales para cuidar al medio ambiente. Aunque toda acción cuenta, son las iniciativas de mayor alcance y de largo plazo las que tienen una mayor probabilidad de tener un impacto en el estado general del planeta. Eso sin contar que también son estas activaciones las que mejor son percibidas por el público general. Al parecer, Unilever está muy consciente de este principio y quiere explotarlo.

Menos plástico, por el medio ambiente

De acuerdo con The Guardian, la compañía de productos de alta rotación acaba de comenzar una nueva iniciativa para reducir su uso de plástico a lo largo de todas sus marcas. Aseguró que bajará el uso de este material en todas sus unidades de negocio a la mitad. El objetivo último de Unilever sería completar esta meta en pro del medio ambiente para el año 2025. Según AdAge, esto la pone frente a su rival P&G, que quiere hacer lo mismo pero para 2030.

Se espera que Unilever consiga sus objetivos en pro del medio ambiente a partir de un enfoque doble. En primera instancia, iniciaría un agresivo programa de recolección de plástico. De esta forma, se quiere crear una economía circular más grande. También se empezaría a invertir en empaques más sostenibles, como barras de desodorante envueltas en carbón. Otras ideas serían estaciones de relleno de jabón líquido o tabletas de pasta de dientes.

Una competencia que beneficia al mundo entero

Varias compañías han empezado una salvaje rivalidad en el entorno del medio ambiente. Hace meses que Patagonia prometió dejar de vender sus productos a compañías que no tuvieran certificados de CSR. Por otro lado, muchos sitios de contenido pornográfico han liderado propuestas a favor del cambio social, incluyendo la conservación de especies y el respeto a la privacidad. Incluso Amazon prometió en septiembre que reduciría sus emisiones de carbono.

Es interesante observar esta nueva rivalidad de las compañías. Es evidente que las empresas saben que los consumidores ponen una gran importancia al cuidado del medio ambiente en sus decisiones de compra. Si no, no tendrían este tipo de iniciativas dentro de su estructura de negocios. Mucho menos se dedicarían a tratar de superarse entre sí para ver quien tiene la organización comercial más sustentable. Este fenómeno podría tener un potencial más grande.

Si las empresas se pelean por mejorar el medio ambiente en nombre de su audiencia, se les podría convencer de otras iniciativas. Hay muchos problemas sociales, económicos y hasta políticos en los que tal vez estas grandes corporaciones pueden tener un efecto determinante. No solo el medio ambiente necesita ser rescatado. En este sentido, es crucial que el público empiece a emplear su poder de compra para encaminar a las marcas hacia un mejor futuro.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299