La creciente preocupación de los consumidores por lo que ingieren ha hecho del veganismo una tendencia creciente, incluso la firma Just-Eat definió a este estilo de vida como la principal tendencia de los consumidores en 2018 debido a un incremento del 94 por ciento en las órdenes de comida saludable que registraron, esto solo en Estados Unidos. Sin embargo, al observar cifras de carácter global, también es posible notar la popularidad del creciente de las opciones veganas, tal como lo comparte Persistence Market Research, el valor del mercado global de las proteínas vegetales se colocó en 10.5 mil millones de dólares durante 2017 y se estima que este llegará a 16.3 mil millones de dólares en 2025.

Por otra parte, Statista refiere que el mercado global de los sustitutos de carne también ha tenido un crecimiento importante a lo largo de los años, en 2018 el valor del mercado se situó en 4.6 mil millones de dólares, para este año se estima que llegará a 4.9 mil millones y para el 2023 se proyecta que registrará un valor de 6.43 mil millones.

¿Las opciones para veganos viven un boom?

Gracias a ese crecimiento, en el mercado han surgido firmas que hoy ya son representativas por su enfoque en las opciones veganas y su acelerado crecimiento.Tal es el caso de marcas como Morningstar Farms, Gardien, Morningstar Farms Grillers, Beyond Meat y Field Roast, que particularmente son las que dominan en términos de ventas en el segmento de los sustitutos de carne. Particularmente Beyond Meat es un caso que llama la atención por su acelerado crecimiento, como se observa en la gráfica de abajo, sus ventas e cuadruplicaron tras convertirse en una compañía pública. En el segundo trimestre de 2017 es posible notar los 5.6 millones de dólares que logró por ventas, cifra que incrementó considerablemente en ese mismo periodo pero de este 2019, colocándose en 67.3 millones.

Sin embargo, lejos de estas marcas especializadas en comida vegana, como podría entenderse, para las firmas involucradas con el consumo de alimentos, este nuevo comportamiento de los consumidores ha sido uno que implica considerar el desarrollar productos para hacerse presentes ante quienes buscan las llamadas opciones veganas.

Comida rápida y opciones veganas

A lo largo de los últimos años, ha sido posible observar particularmente a las cadenas de comida rápida el adoptar nuevas opciones en sus menús, e incluso lanzar campañas, con el fin de volverse accesibles para las personas que no ingieren carne o productos de origen animal.

El caso más reciente de esto es el de KFC. Tal como lo reportamos hace poco, la firma del Coronel Sanders lazó una especie de “pollo vegano” como prueba en uno de sus restaurantes en Atlanta, Estados Unidos para conocer el potencial del mercado y considerar introducir este “pollo” a una escala global. Por el momento, dicha prueba se puede considerar en cierta medida exitosa pues tras solo un día el restaurante se agotó.

Lo interesante a destacar es que este producto llegó de la mano de una firma que ya ha colaborado con otras cadenas de comida rápida, Beyond Meat. Hecho que sirve en cierta forma para mostrar que incrementan las marcas fast food que consideran las opciones veganas en su menú ya sea desarrollándolas por su cuenta o con la ayuda de firmas especializadas.

Dando un vistazo general a la información disponible en internet, es posible encontrar la cantidad de este tipo de compañías que ya tiene al menos una opción del tipo en su menú, por ejemplo, PETA, la organización que vela por los derechos de los animales, destaca desde su sitio un listado de firmas conocidas de comida rápida que cuentan con opciones veganas, en el es posible encontrar a Burger King, Carls Jr., The Cheesecake Factory, Chipotle, Del Taco, IHOP, Johnny Rockets, Shake Shack, Subway, Taco Bell y Wendy’s, por mencionar algunas.

Con la cantidad de nombres anterior, es posible notar cómo es que se ha prestado atención a esta tendencia de los consumidores, que incluso puede que se esté convirtiendo en una exigencia que pone presión ante firmas que aún no ofrecen algo para los veganos tal como lo hacen otras marcas. Como ejemplo de esto se encuentra el caso que tuvo McDonald’s que, pese a los distintos platillos que bien pueden consumir quienes no ingieren carne, recibió una petición en Change.org, firmada hasta ahora por más de 228 mil personas para que incluya una opción libre de carne a su menú.

No todo es positivo con estos alimentos…

La creciente presencia de consumidores buscando opciones veganas, o exigiéndolas, puede que represente una buena oportunidad de negocio para las marcas del sector, sin embargo, también existen aspectos negativos que rodean a los sustitutos creados para remplazar a la carne.

Uno de los más representativos al respecto es el tema de qué tan saludables son estas opciones. Si bien puede llegar a asumirse que por ser opciones libres de carne animal todo es más sano, desde diversos apartados han surgido voces que emiten su preocupación por la popularidad creciente de los sustitutos de carne tanto en el sector retail como en los restaurantes de comida rápida. Una de ella es la del cofundador y CEO de Whole Foods Market, que hace poco declaró que: “Los alimentos que imitan la carne no son tan buenos para la salud” puesto que se trata de comida altamente procesada. Para él solo son una opción más ética y posiblemente más amigable con el medio ambiente, pero no una más saludable.

Quienes también se han manifestado al respecto, son diversos expertos consultados por Healtline, que destacan los inconvenientes de las opciones veganas en los restaurantes de comida rápida. A decir del medio y los expertos, estos productos aún contienen altas cantidades de grasa, carbohidratos y sal. Incluso existe una comparativa de la “Imposter Burger” de KFC y un sandwich regular de pollo donde se destaca que las diferencias nutricionales entre ambos productos son mínimas, revelando similitudes en cuanto a grasa, contenido calórico, pero diferenciándose por tener menos proteína, más carbohidratos y más sal.

Halthline destaca que pese a esto, las opciones veganas parecen estar creciendo en popularidad (ya vimos los números de Beyond Meat) ya sea por la percepción que se tiene de que pueden ser más saludables o también porque representan una especie de regalo para alguien que prefiere no comer carne. Pero, de conocerse más este tipo de datos, ¿será posible que los consumidores se encuentren igual de entusiasmados por estos productos ofrecidos por las marcas de comida rápida?