Audífono por audífono, por qué Apple retiró los productos Bose de sus tiendas

Por Alan Campos
Twitter: @giallor84
Correo: [email protected]

Entre los años 1792 y 1750 a.C. gobernó en Babilonia el rey Hammurabi, quien entre otras cosas es responsable de un conjunto de leyes llamadas Código de Hammurabi, en el cual se establecía lo que coloquialmente conocemos como “ojo por ojo, diente por diente”, ley que pese a contar con más de 3 milenios de antigüedad continúa vigente, siendo Apple y Bose sus más recientes ejecutores.

Notas relacionadas:
Cáncer de mama, un excelente aliado del marketing deportivo
Derek Jeter, un adiós repleto de billetes verdes
Más Ronaldinhos por favor

Todo comenzó hace unos meses cuando la compañía estadounidense Bose alcanzó un acuerdo con la NFL para reemplazar a Motorola como patrocinador oficial del futbol americano profesional encargado de proveer a todos los conjuntos con el equipo necesario para comunicarse dentro del emparrillado, incluidos los audífonos.

Con el paso de las semanas Bose poco a poco se fue dando cuenta de un pequeñísimo problema, pues si bien en prácticamente todos los actos oficiales de la NFL había jugadores utilizando audífonos, la mayoría de éstos correspondían a otras marcas diferentes a la suya, razón por la que instó a la liga a prohibir a los jugadores el utilizar marcas diferentes a la suya (Monster, SkullCandy, Sony), incluidos los populares Beats by Dre…grave error.

Tras la prohibición, el quarterback de los 49ers de San Francisco, Colin Kaepernick, fue ‘capturado’ utilizando los audífonos de la marca propiedad de Apple, situación que le acarreó un multa de 10 mil dólares, misma que evitó recibir por segunda ocasión cubriendo el logotipo de la marca con un pedazo de cinta; sin embargo, la afrenta quedó marcada en la mente de la firma con sede en Cupertino, California.

De tal modo, tan sólo un par de días después de lo acontecido con el pasador Apple optó por retirar de su tienda online todos los productos de Bose, medida que posteriormente fue replicada en todas las tiendas físicas de la marca, donde se mantiene la venta de otras marcas de audífonos como Sennheiser, Bowers & Wilkins y Urbanears, dejando en claro que se trata de una represalia por el caso NFL.

Cabe destacar que éste no es el primer encontronazo entre ambas marcas, pues en mayo de este mismo año las dos empresas protagonizaron una batalla legal por la patente sobre tecnología de aislamiento de sonido, misma que fue resuelta fuera de la corte en octubre pasado.

Así queda demostrado que la Ley del Talión sigue estando vigente en nuestros tiempos y lo único que no deben de perder de vista es que en la guerra ojo por ojo, tarde o temprano todos quedan ciegos.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299