facebook
Imagen: Bigstock
  • De acuerdo con Facebook, no todas las apps de su nueva unidad estarían disponibles a todo el público

  • Asimismo, aunque algunas ofrecerían integración con su red social, no será un requisito en todas

  • La compañía distribuirá estos proyectos en la App Store, Play Store y en su página web

A través de un comunicado, Facebook presentó a su New Product Experimentation (NPE) Team. Este equipo de trabajo, como su nombre lo indica, estará encargado de diseñar nuevas apps móviles para la compañía. Según la red social, la unidad ya tiene varios resultados de trabajo. Estos software empezarán a estar disponibles al público en los próximos días.

Facebook apunta que las appscambiarán rápidamente y serán terminadas si aprendemos que no son útiles para la gente”. La compañía también señala que los resultados de los proyectos podrían usarse para “informar nuestro pensamiento y estrategia de producto a futuro”. Añadió que los programas  tendrán la misma política de datos que gobierna su plataforma principal.

Diversificación para Facebook

No es extraño que las marcas de tecnología tengan proyectos de mayor libertad creativa que alimenten su negocio principal. La misma Facebook tiene un departamento de robótica que cumple un rol similar. También Elon Musk solía tener un proyecto de medios respaldado por su vasta fortuna. Y Google tiene su Area 120 para probar una gama de productos experimentales.

Lo que resalta de la presentación de NPE Team es el énfasis que Facebook le está poniendo al desarrollo de apps. Hace menos de un mes, la red social lanzó un proyecto para recolectar datos a cambio de dinero. En marzo pasado, lanzó una función interna con el claro objetivo de competir con Tinder. Y ha luchado por integrar con mayor solidez sus principales plataformas.

Desde una perspectiva de negocio, lanzar apps al mercado comercial para probar su recepción entre el público es una buena idea. Así, se pueden probar los límites técnicos del proyecto, al tiempo que se recolecta retroalimentación. Por otro lado, bombardear el entorno de nuevas iniciativas podría salirse rápidamente de control. En especial considerando los temores que ya existen entre los reguladores sobre su manejo de datos y contenido.