Netflix revivirá Sense8 ¿funcionó el marketing de la nostalgia?

Como marketing de nostalgia se entiende ese anhelo que tienen los consumidores por productos que marcaron algún momento de su vida en el pasado y es ahí cuando algunas marcas reactivan, reviven, o lanzan artículos de edición limitada.

Luego de dos temporadas y sin un final de serie, Netflix decidió cancelar de forma inesperada hace algunas semanas la tercera temporada de Sense8. La dos temporadas constaron de 23 capítulos, aunque fue filmada en 16 ciudades y 13 países, lo que reavivó los rumores de que era demasiado costosa, ya que una sola temporada costaba más de 100 millones de dólares solo en la filmación, es decir, sin contar el sueldo del reparto y protagónicos.

No obstante, Sense8 no fue la única serie en ser cancelada, puesto que le siguieron Get Down y GirlBoss. Y es que los espectadores nostálgicos, en este caso de Sense8, habían hecho una campaña en redes sociales de verdaderos community managers bajo el hashtag #BringBackSense8, alentado por los actores que eran protagónicos, lo cual incluso obligó a Netflix a disculparse y explicar que no era posible que la serie volviera, estrategia que no funcionó con las otras series canceladas.

Si bien una serie de Netflix no tiene capacidades de ser medida en algún tipo de rating, lo cierto es que trascendió que la compañía sabe cómo medir sus niveles de audiencia, aunado a que la compañía le apuesta por series tipo House of Cards, Orange is the New Black, Master of None, las cuales aumentan su base de suscriptores e incrementan sus ganancias y valor de marca.

Ante las presiones de los actores, las hermanas Wachowski y fanáticos, Netflix tomó la sorpresiva decisión de revivir la serie solo para un capítulo de dos horas que sería como el final de Sense8. El anuncio vino acompañado de mensajes unísonos de la compañía, Lana Wachowski y la cuenta oficial de Sense8.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299