Disney+ le pega a Netflix, que está en peligro de ser noqueada

Netflix-Whats Next-Bigstock
Imagen: Bigstock
  • Netflix perdió cerca de 5 mil millones de dólares en La Bolsa

  • En cambio, las acciones de Disney ganan más de 9 por ciento

  • Disney+ tendrá el poder de franquicias como Star Wars y los personajes de Marvel

La presentación de Disney+ tuvo un impacto inmediato, Netflix ya lo resintió perdiendo valor, mientras que la gigante de Burbank lo ganó.

Esta es una señal más de cómo es que se vivirá la guerra del streaming en el futuro cercano, y lo que seguramente se convertirá en una lluvia de anuncios y lanzamientos de nuevas producciones en busca de ganar la preferencia del público.

Disney puede gozar del triunfo

Todo es negocio y el poderío mercadológico de la casa de Mickey Mouse es algo codiciado por los inversionistas y contra lo que difícilmente se puede competir.

La madrugada de este viernes las acciones de Disney alcanzaron un récord histórico de 130.71dólares por fracción, de acuerdo con Fast Company y esta mañana se mantienen con una ganancia de casi 10 por ciento en el índice NYSE de la bolsa de valores de Nueva York.

Caso contrario a Netflix cuyas acciones rápidamente comenzaron a perder valor; este día pierden más de 3 por ciento en el índice NASDAQ, en Wall Street.

Según un reporte publicado por la CNBC, la caída de la compañía de Los Gatos, California representó la pérdida de unos 5 mil millones de dólares en valor de capitalización bursátil.

Un serio problema para Netflix

Sí, porque pese a que la compañía tiene un excelente manejo de marketing y publicidad de las producciones que conforman su catálogo y que cuente con franquicias que se han forjado un profundo vínculo con el espectador -Stranger Things, 13 Reasons Why, La casa de papel, entre las que tendrán nuevas temporadas- tiene frente a si un gigante del entretenimiento.

Por un lado, Netflix ha estado subiendo los precios de los diferentes paquetes de suscripción. A principio de año anunció que en Estados Unidos plan básico aumentará de 8 a 9 dólares al mes, el plan estándar que incluye transmisión HD en dos dispositivos pasará de 11 a 13 dólares al mes, y el precio de su plan premium aumentará de 14 a 16 dólares.

Esto fue un efecto dominó, primero fue en Europa y luego otros mercados, por ejemplo, en México el plan básico pasó de 109 a 129 pesos; el estándar de 149 a 169 pesos; y el premium de 199 a 229 pesos.

En contraparte, Disney+ llegará a Estados Unidos y Canadá a un precio de 6.99 dólares (o 7 USD) y, de acuerdo con diversos medios, en México (que podría llegar unos meses después) podría tener un costo aproximado de 130 pesos.

La gran diferencia sería que la plataforma de Burbank llega en un sólo plan que incluye la reproducción de contenidos hasta en formato 4K, mientras que el plan básico (equivalente en precio) de la de Los Gatos no incluye contenidos en HD.

El peso de las franquicias

La caída del valor de las acciones de Netflix es sólo un síntoma de lo que podría venir en el futuro; si no reacciona está en riesgo de caer a la lona.

Si bien es la plataforma de mayor penetración en el mercado con más de 139 millones de suscriptores a nivel global e ingresos por más de 15 mil 800 millones de dólares (2018), según datos de la misma compañía, la llegada de nuevos actores le harán muy difícil mantener estos números.

El aumento del consumo de contenidos on demand ha convertido a este formato en una industria millonaria, sólo para el cierre de este año se espera que represente ingresos por más de 24 mil 837 millones de dólares, de acuerdo con proyecciones de Statista.

Esto atrajo a los pesos pesados como Apple, Disney y próximamente Warner Media y NBCUniversal, de entre todos, parece que Disney lleva ventaja.

Es una máquina de marketing, todas sus princesas, los clásicos como el Libro de la Selva, Dumbo, Peter Pan, y los emporios de Star Wars y Marvel… incluso Los Simpson hacen que sea difícil cometer en cuanto a awareness y engagement.

Si estos factores los sumamos a que es probable que sea la plataforma de menor costo y que podría apelar a movimientos magistrales como integrar la Saga del Infinito -incluyendo a Avengers: Endgame-, la suma de suscritores contarse por millones.

Esto obligará a Netflix a replantearse su estrategia. Si bien, el año pasado invirtió cerca de 13 mil millones de dólares en su programación original, según datos de The Economist, esto podría no ser suficiente si no construye franquicias que forjen vínculos profundos con las audiencias; ya tiene algunas, pero no pueden competir en número con las de Disney.