Las marcas son activos únicos para cualquier empresa. No sólo son aquellas insignias que dan nombre a sus productos; se tratan de un vehículo único para conectar con el consumidor y Nestlé lo sabe.

La compañía de consumo cuenta en su portafolio con un sin fin de marcas que, además de dar visibilidad a su pospuesta dentro de los anaqueles, han logrado posicionarse de manera única en el imaginario del consumidor.

Nestlé pierde a una grande

No obstante, ahora esta gran firma ha perdido a una de sus marcas más reconocidas, populares y que marcó la historia de algunas generaciones de consumidores: Danesa 33.

La famosa marca de helados que gano especial popularidad durante los años 80 por sus empaques de cascos de futbol americano, dejará de ser parte del portafolio de Nestlé a manos de una compañía mexicana.

Hacia 2013, la empresa nacional Helado Vida invocó la figurada de caducidad para utilizar el nombre de Danesa 33 en su propuesta comercial.

Esta figura legan indica que cuando una marca deja de ser utilizada por más de tres años, el registro radica y otro comerciante puede solicitar su registro.

“Tras 7 años de litigio, el asunto llegó a la Suprema Corte de Justicia de la Nación, que en sesión de fecha 22 de abril de 2020, decidió negarle el amparo a Nestlé y dejar firme la sentencia que ordena declarar la caducidad del registro de marca Danesa 33”, puntualizó la empresa mexicana en un comunicado de prensa.

Con esto, la compañía Helados Vida ha eliminado el último registro que tenia Nestlé sobre la mencionada marca, con lo que espera que en los siguientes meses el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI) le conceda el registro que solicitó desde el año 2012.

Una marca que no se quería perder

La posición que Danesa 33 tenía entre muchos consumidores era un activo que Nestlé parecía no querer perder.

De hecho, durante 2016, la marca fue relanzada en el marco el acuerdo millonario realizado entre Herdez y Nestlé luego de que la primera adquiriera en marzo de 2015 licencias por 20 años para utilizar la división de Helados Nestlé.

Con esta decisión por parte de las autoridades, todo parece indicar que el que más pierde es Herdez.

Esta empresa expresó especial intereses en la marca Danesa 33 en la que invirtió cerca de mil millones de pesos para reposicionarla, según lo reportado a la Bolsa Mexicana de Valores, con miras a alcanzar durante este año ventas por 2 mil millones de dólares.

Hace cuatro años, en medio de su relanzamiento, Danesa 33, estrenaba en el mercado ocho sabores identificados con nombres, como parte de una línea que buscaba darle la vuelta a la presentación de productos.

En aquel momento,  Mauricio Sánchez, director de  Marketing de Helados Nestlé México, señalaba “estamos muy emocionados dando noticias frescas de la marca en México, la cual rompe con la oferta actual de la categoría de helados que se encuentra centrada en sabores sencillos como vainilla, fresa y chocolate. Danesa 33 apuesta a traer estos divertidos conceptos americanos a la actual generación de jóvenes adultos, con una propuesta que llame la atención hoy en día; así como en los 80’s lo hizo Danesa 33 a los jóvenes en su entorno”.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299