Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Nadia Murad y Denis Mukwege ganaron el premio Nobel de la Paz

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on twitter
El Premio Nobel de la Paz de 2018 fue otorgado a Nadia Murad y Denis Mukwege por sus esfuerzos para poner fin al uso de la violencia sexual como arma de guerra y conflicto armado.

Denis Mukwege, un ginecólogo y cirujano, viene trabajando desde hace décadas para tratar a miles de mujeres y niñas afectadas por violaciones y violencia sexual en la República Democrática del Congo.

Nadia Murad fue una capturada por el Estado Islámico (Isis) y se convirtió luego en una defensora mundial de derechos humanos. Es una mujer yazidi de la ciudad de Sinjar, en el norte de Irak, que fue retenida como esclava sexual por el Isis durante meses. En 2016, a los 23 años, fue nombrada embajadora de buena voluntad de la ONU por la dignidad de los sobrevivientes de la trata de personas.

Ambos fueron galardonados este viernes con el Premio Nobel de la Paz 2018 “por centrar la atención en esos crímenes de guerra y para combatirlos”, dijo Berit Reiss-Andersen, presidente del Comité noruego, al anunciar el premio en Oslo.


“Denis Mukwege es el profesional que dedicó su vida a defender a estas víctimas. Y Nadia Murad es la testigo en persona de los abusos perpetrados contra ella y otras personas”, agregó Berit Reiss-Andersen. “Cada uno, a su manera, ayuda ahora a dar mayor visibilidad a la violencia sexual en tiempos de guerra, para que los perpetradores puedan ser responsabilizados por sus acciones”.

Mukwege se ganó el apodo de “El hombre que repara a las mujeres” por el trabajo que él y sus colegas realizan en una clínica en la ciudad de Bukavu, en el este de la República Democrática del Congo, desde hace 20 años.

Denis Mukwege. Imagen: Nobel Prize.

Murad, de 25 años, se convirtió en la decimoséptima mujer en ganar el Premio Nobel de la Paz y es la segunda ganadora más joven después de Malala Yousafzai. Reiss-Andersen dijo que Murad mostró “un valor extraordinario al relatar sus propios sufrimientos y hablar en nombre de otras víctimas”.

Nadia Murad. Imagen: Nobel Prize.

La mujer irakí describió en una entrevista con la CNN cómo Isis atacó a su comunidad el 3 de agosto de 2014: “Cerca de 6.500 mujeres y niños fueron secuestrados y alrededor de 5.000 personas de la comunidad fueron asesinadas ese día. Durante ocho meses, nos separaron de nuestras madres y nuestros hermanos. Algunos fueron asesinados y otros simplemente desaparecieron”.

La madre de Murad y seis de sus hermanos y hermanastros fueron ejecutados. Murad, junto con otras mujeres solteras, fue tomada como esclava sexual por decenas de militantes de Isis.

Los ganadores del siglo 21 del premio Nobel de la Paz

  • 2017: ICAN “Campaña Internacional para Prohibir las Armas Nucleares”.
  • 2016: El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos.
  • 2015: Cuarteto del Diálogo Nacional tunecino.
  • 2014: Malala Yusafzai (Pakistán) y Kailash Satyarthi (India).
  • 2013: Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OIAC), por sus esfuerzos destinados a liberar el planeta de estas armas de destrucción masiva.
  • 2012: Unión Europea (UE), por haber contribuido a pacificar un continente devastado por dos guerras mundiales.
  • 2011: Ellen Johnson Sirleaf, Leymah Gbowee (Liberia) y Tawakkol Karman (Yemen), por su lucha no violenta en favor de la seguridad de las mujeres.
  • 2010: Liu Xiaobo (China), disidente encarcelado, “por sus esfuerzos duraderos y no violentos en favor de los Derechos Humanos en China”.
  • 2009: Barack Obama (Estados Unidos) “por sus esfuerzos extraordinarios con miras a reforzar la diplomacia internacional y la cooperación entre los pueblos”.
  • 2008: Martti Ahtisaari (Finlandia) por sus numerosas mediaciones de paz en todo el mundo.
  • 2007: Al Gore (Estados Unidos) y el Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático.
  • 2006: Muhammad Yunus (Bangladesh) y su banco especializado en el microcrédito, el Grameen Bank, porque “una paz duradera no puede obtenerse sin que una parte importante de la población encuentre la manera de salir de la pobreza”.
  • 2005: Mohamed El-Baradei (Egipto) y la Agencia Internacional de Energía Atómica (IAEA)..
  • 2004: Wangari Muta Maathai (Kenia) por “su contribución para el desarrollo sostenible, la democracia y la paz”.
  • 2003: Shirin Ebadi (Irán) por “sus esfuerzos por la democracia y los derechos humanos, especialmente en la lucha por los derechos de las mujeres y los niños”.
  • 2002: Jimmy Carter (EEUU) por “sus décadas de esfuerzo incansable para encontrar soluciones pacíficas a los conflictos internacionales, y promover la democracia y los derechos humanos, así como para promover el desarrollo económico y social”.
  • 2001: Organización de Naciones Unidas y Kofi Annan (Ghana, entonces secretario general del organismo) por “su trabajo para un mundo mejor organizado y más pacífico”.
  • 2000: Kim Dae Jung (entonces presidente de Corea del Sur) por “su trabajo en pro de la democracia y los derechos humanos en Corea del Sur y en Asia Oriental en general, y particularmente por la paz y reconciliación con Corea del Norte”.


Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Más de 150,000 mercadólogos inscritos en nuestros boletín de noticias diarias.

Premium

Populares

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.

Más de Merca2.0

Artículos relacionados

Alta inflación para las empresas y los consumidores

La inflación es algo que todos pagamos de alguna manera. Milton Friedman decía que es un fenómeno monetario. Se ve más como un problema macroeconómico que afecta directamente a los consumidores. Aunque la inflación de precios constantemente está presente, como fenómeno monetario se busca controlarla con la intención de generar valor futuro, o cuando menos mantener el valor.