Modificaciones que deben emplear las marcas a sus estructuras de marketing

La mayor de las habilidades que pueden desarrollar las marcas es el hecho de poder adaptarte a los nuevos cambios. Esto es lo que señalamos como “transferibilidad” y es la habilidad que una marca tiene para identificar las tendencias que van en declive y poder transferirse a las emergentes.

Para reconocer las tendencias son aquellas acciones que se manifiestan en la dirección que toman simultáneamente varios aspectos de la sociedad y que tendrán un impacto perceptible por un segmento significativo de la sociedad por más de una década.

Podríamos decir que son las estrategias imprescindibles de la mercadotecnia durante algunos años pasados y algunos futuros.

El emplear y saber manejar estas tendencias le dan a las empresas la oportunidad de detectar posibles negocios como un enfoque hacia el desarrollo, prioridad en el desarrollo de un plan, creación de redes de conocimiento y la búsqueda de productos nuevos de alto valor agregado y un enfoque a largo plazo.

3 tendencias básicas a considerar:

·Nueva estructura demográfica y familiar: esto es por los cambios en las tasas de natalidad, mortalidad, envejecimiento de la población, entre otros aspectos que involucran la salud de las personas.

Tan sólo imagina que el INEGI asegura que la decisión de tener hijos propios, ha tenido cambios significativos, pues desde hace una década los nacimientos en el país han disminuido un 17 por ciento.

·Consumidor ecológico: este es un comprador consciente y sensible que considera las repercusiones de sus hábitos en el desarrollo sostenible donde vive. Para su consumo toma en cuenta desde el material del producto, hasta la razón social de la empresa.

Imagina que, cifras del estudio Tendencias: Mexican Consumer, shopper a retail de Kantar reveló que el 71 por ciento consume productos que cumplen con las 3 r’s (reducir, reciclar y reutilizar) y un 45 por ciento compran productos de empresas que tienen política ambiental.

·Virtualidad cotidiana: esta gira alrededor del uso de tecnologías de información y comunicaciones. Aunque se encuentra en una etapa de crecimiento su relevancia es muy importante.

Verás, el futuro de la virtualidad dependería de las innovaciones tecnológicas y con esto nos referimos, principalmente, al uso masivo de teléfonos celulares y el internet.

¿Cómo aprovechar estas tendencias?

Esta estrategia es perfecta para las marcas pequeñas y con poco tiempo pues se centran en los puntos fundamentales. Lo cuál también puede ser un punto en contra, pues no te permite profundizar en las necesidades de los consumidores:

La exigencia de esta se centra en los resultados a corto plazo, por lo que necesitarás un monitoreo constante para dar el siguiente paso. Resalta la identidad visual sobre la estrategia y sustancia del posicionamiento, pues esto viene después y a corto plazo no es lo más importante.

Otro punto negativo es la claridad en los mensajes enviados al target pues para definir esta estrategia de posicionamiento

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299