x

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Mensajes con más de cien años de edad

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
En cualquier establecimiento del mundo que tenga una sección de tarjetas de felicitación está es la marca con mayor presencia. Con tarjetas especiales y específicas para cada ocasión y para cada miembro de la familia o de la que será una futura familia, Hallmark es sin duda la empresa más importante a nivel mundial en su ramo.
Armando Enríquez, senior producer del noticiero de Pedro Ferriz de Con.

La historia de la marca inició hace 116 con un joven llamado Joyce Clyde Hall. Hijo de un predicador itinerante que abandonó a su familia cuando Hall sólo tenía 8 años, este se vio obligado a trabajar para mantener junto con sus hermanos mayores a su madre.

En 1902, la familia se mudó al pueblo de Norfolk, donde los hermanos mayores establecieron una librería, J. C. Hall decidió que un buen negocio podía ser comprar postales con mensajes y venderlas, los principales productores de este tipo de producto se encontraban en Europa y con sus ahorros, Joyce hizo su primer pedido. Aunque en un principio, el negocio resultó un éxito, en un pueblo tan pequeño, no pasó mucho tiempo para que la moda por las tarjetas pasará. Entonces Hall decidió mudarse a una ciudad más grande y es así como llegó a Kansas City en 1910.

Con muy poco dinero en la bolsa J.C decidió rentar un pequeño cuarto al interior de la YMCA local y comenzó a operar su negocio desde ahí. Lo primero que hizo fue enviar paquetes con 100 tarjetas a diferentes negocios en el centro de Estados Unidos. Hall comenzó a ganar dinero con su producto. Al año siguiente su hermano Rollie, junto con una de sus hermanas y su madre, se mudó a Kansas y se unió a J.C. Juntos trabajaron el mercado y ya para 1912 vendían tarjetas con escenarios y paisajes de la región de Missouri, cercana a Kansas City, las cuales llevaban la marca Hall Brothers. De cualquier manera, anticipándose a que las tarjetas pasaran de moda, Joyce decidió incluir entre sus productos tarjetas especiales para Navidad y para el 14 de febrero. Esto fue todo un éxito y generó enormes ganancias para los hermanos Hall.

En 1915, los hermanos sufrieron un revés cuando pocos días antes de la temporada del 14 de febrero, la bodega con las tarjetas se incendió, lo que dejo a los hermanos Hall con muchas deudas, pero J. C. no se dejó vencer y de inmediato se pudo a trabajar para reconstruir la empresa. Consiguió un préstamo para establecer una nueva oficina y comenzaron a imprimir sus propias tarjetas. Con su propia imprenta Hall ganó que le dio gran independencia y provocó que Hall pudiera experimentar y crear tarjetas para toda ocasión, tarjetas para que los norteamericanos pudieran enviar los 365 días del año. El negocio a pesar de ser un éxito, como muchos otros sufrió el embate de la depresión de finales de los años 20 y principio de la década de los 30, pues las tarjetas eran un gasto superfluo para una población que había perdido una gran parte de su poder adquisitivo. Se dice que Hall sometió en varias ocasiones a votación entre sus empleados el recorte de personal o la reducción de sueldos y en todas las veces que lo hizo los empleados eligieron la reducción de salarios. Hallmark salió renovada de la depresión.

En 1925 la frase Hall Brothers, fue reemplazada por la de Hallmark, que desde ese momento se convirtió en la marca y para 1928, todas las tarjetas de la empresa portaban la leyenda. La palabra Hallmark surgió de las historias acerca de los gremios de trabajadores de oro en Inglaterra que J.C. había hecho, el significado que daba pureza y calidad al trabajo gremial, así como la incorporación de su apellido en el nombre. En 1944 surgió el primer slogan de la empresa: When you care enough to send the very best. En 1948, en un viaje a Nueva York J.C. Hall descubrió en un aparador una tarjeta con una caligrafía que le pareció extraordinaria, se dio a la tarea de buscar al responsable y así conoció a Andrew Szoeke un inmigrante austríaco a quien pidió escribir los textos de algunas tarjetas y quien al año siguiente habría de diseñar el logo corporativos de Hallmark que conocemos hasta la fecha con la corona de cinco puntas.

J.C. Hallmark murió el 29 de octubre de 1982 en Kansas City, la empresa que fundó sigue perteneciendo a sus descendientes y es una empresa familiar con un valor superior a tres mil millones y medio de dólares.

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Únete a la comunidad más grande marketing en español del mundo. Más de 150 mercadólogos inscritos.

Premium

Populares

Únete a Merca2.0

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de Merca2.0

Artículos relacionados