Por décadas, firmas como McDonald’s, Burger King o Vips se mantuvieron como la primera referencia para los consumidores al momento de consumir alimentos fuera de casa. No obstante, esta premisa se ha modificado ante la creciente competencia, en donde los rivales a vencer no necesariamente tienen su origen de la categoría foodservice.

Cuando menos así lo refiere una reciente investigación realizada por Euromonitor Internacional, misma que indica que la principal competencia para las empresas dedicadas a la preparación de comida fuera de casa, como cafeterías, bares, restaurantes de servicio completo, comida rápida y servicio de entrega a domicilio, son las tiendas de conveniencia Oxxo.

Esta firma que perteneces a Femsa (Fomento Económico Mexicano), se ubica como líder en el segmento de servicios de alimentos fuera de casa con una participación de mercado de 1.7 por ciento hasta 2016, lo que equivale a 745 millones de dólares.

En la lista, Vips (de Grupo Alsea) ocupa la segunda posición con una cuota de mercado de 0.7 por ciento (306.73 millones de dólares), mismas cifras de participación que registran McDonald’s y Subway. Starbucks cierra el top 5 con una penetración de 0.6 por ciento (cerca de 263 millones de dólares).

Por debajo, se encuentran otras firmas como Domino’s Pizza, le siguen Burger King, Toks, Restaurantes Sanborns, KFC y Chili’s Grill & Bar.

Adaptarse a las necesidades del mercado

Los especialistas coinciden en que uno de los factores que explica esta tendencia es la atinada estrategia de Oxxo para adaptarse a las necesidades del mercado actual.

No sólo se trata de una opción de precios bajo el lema “come mas por menos”, sino también la variedad de su portafolio de productos que además de resultar accesibles en ubicación para una gran parte de la población, resulta afín a las exigencias de los comensales mexicanos.

Datos entregados la empresa Pacific Star Foodservice revelan que 30 por ciento de los mexicanos, lo que representa alrededor de 36 millones de personas, comer fuera de casa, lo que representa un mercado con un valor de 900 mil millones de pesos cada año.

En esta línea, es fundamental entender la dieta de este nicho de compradores, misma que de acuerdo con algunos estudios al respecto es dominada por preparaciones mexicanas que Oxxo ha logrado sumar a su oferta.

De acuerdo con un sondeo realizado por Gabinete de Comunicación Estrategia (GCE), los tres principales tipos de alimentos que se consumen fue de casa son tacos (38.4 por ciento), hamburguesas (19.6 por ciento) y pizzas (11.3 por ciento). A estos les siguen las tortas tradicionales y los tamales (7.6 por ciento), gorditas y quesadillas (4.2 por ciento), sopa instantánea (3.9 por ciento), botanas (2.6 por ciento), comida casera (2.2 por ciento), hot dogs (1.8 por ciento) y  pollo frito (1.5 por ciento).

Una gran variedad de estos productos se ofrecen en los estantes de los establecimientos Oxxo, al tiempo que existen sucursales que cuentan con pequeños quioscos en su interior en donde se preparan y venden productos como quesadillas, tacos y tamales.

La principal competencia de Oxxo es 7-Eleven que, de acuerdo con datos de agosto del 2016, tenía mil 874 tiendas en el país.

A esto se suma la accesibilidad de los precios, factor que para el 52 por ciento de los mexicanos es un elemento de decisión para elegir un establecimiento al comer fuera de casa, incluso por encima de la calidad de los alimentos (37 por ciento) o el servicio (26 por ciento), a decir de proyecciones de Nielsen.

Por último, la cantidad de establecimientos y la frecuencia de emplazamiento de los mismo, juega a favor del crecimiento de Oxxo como solución alimentaria para los mexicanos. Al cierre del tercer trimestre del 2017, se contabilizaban en América Latina 15 mil 999 tiendas Oxxo de las cuales, el 99.5 por ciento se ubicaban en México. De esta manera, en promedio, existen siete tiendas Oxxo en cada uno de los 2 mil 457 municipios que tiene México.

Recibe las gráficas del día con las noticias más importantes de mercadotecnia.