• Alrededor de una quinta parte de la población en México confía en todos los formatos de medios, tanto digital como impreso

  • Solo una pequeña parte de la audiencia verifica los artículos para filtrar noticias falsas usando información de redes sociales

  • Cerca de un 20 por ciento de la población acepta haber compartido un texto sin leerlo primero

MERCA 2.0 TRABAJA EN SU ESTUDIO ANUAL DE PERIÓDICOS EN MÉXICO. ¿QUIERES PARTICIPAR? ACCEDE A ESTE ENLACE Y AYÚDANOS A RESPONDER UN CORTO FORMULARIO. ¡DESCUBRE CÓMO SE CONSUMEN LOS MEDIOS EN EL PAÍS!

Hay varios problemas que enfrentan los medios de información a escala internacional. Las redes sociales, a pesar de las muestras de buena fe de plataformas como Facebook, todavía representan un rival por la atención de consumidores y anunciantes. A eso se le debe sumar que, aunque la gente lee más periódicos que nunca, sus ingresos parecen seguir igual o peor. Pero la barrera más grande y desafiante es, sin duda alguna, la prevalencia de noticias falsas.

En cifras de Statista, el 52 por ciento de la audiencia creía para marzo de 2018 que los sitios web reportaban noticias falsas muy regularmente. La prevalencia de este concepto ha hecho que, de acuerdo con The Atlantic, entre seis y siete de cada 10 personas dejen de seguir a algún medio de información. Y gran parte de la prevalencia de este fenómeno, en información de un estudio citado por CNet, parte de la difusión y alcance que permiten las redes sociales.

Dentro de México, el problema de las noticias falsas es igual de severo que en otras partes del mundo. Expansión apunta que el país es el segundo a escala mundial en la exposición a este tipo de contenidos. Agentes como Nueva Sociedad dicen que, así como en Estados Unidos (EEUU) y Europa, estas campañas de desinformación han afectado los ciclos electorales. Pero algo que resulta curioso es que, en apariencia, los lectores nacionales son inmunes a ellas.

Mexicanos, inmunes a las noticias falsas

Cifras preliminares del Departamento de Investigación de Merca 2.0 parecen dar a entender que los mexicanos no caen fácilmente en el fenómeno de las noticias falsas. Más de la mitad de los lectores aseguran que siempre verifican la veracidad de los artículos que consumen. Esto lo logran haciendo referencias cruzadas entre medios impresos y digitales. Cabe destacar que ambos tipos de contenido, print y online, parecen ser vistos como igual de confiables.

En lo que respecta a la proliferación de las noticias falsas, parece que la audiencia mexicana también tiene muy poca injerencia en este fenómeno. Una cifra menor al 25 por ciento de la población señala que han compartido artículos sin antes leerlos. Asimismo, para protegerse de la proliferación de estos contenidos, casi la mitad de la población busca análisis y opinión de expertos para filtrar su consumo. Menos de una cuarta parte no ha cambiado sus hábitos.

¿Y de dónde sale toda la desinformación?

Hay un problema fundamental con estas reflexiones. Si se cree ciegamente en lo que dicen los números, las noticias falsas no deberían ser un reto tan importante como lo es en México. La gente no comparte sin leer, hace referencias cruzadas, ha modificado sus hábitos de consumo y no creen que ningún formato se más confiable que otro. ¿Qué es lo que está ocurriendo para que la gente crea estar protegida de estos contenidos, pero en realidad éste no sea el caso?

Varias teorías surgen a la mente. Como apunta la UNESCO, ha varias subdefiniciones de noticias falsas. Es posible que, en su percepción, la gente no esté compartiendo contenidos incorrectos ni siendo víctima de ellos. Asimismo, el que la audiencia revise cuidadosamente la información no significa que detecte adecuadamente qué artículos son ciertos y cuáles no. Por otro lado, podría ser que simplemente los lectores de Merca 2.0 son inmunes al fenómeno.

Sin embargo, esta información es únicamente preeliminar. El Departamento de Investigación de Merca 2.0 trabaja arduamente para obtener más información sobre el entorno de medios de información en la República. Esto, para poder publicar el Estudio Anual de Periódicos en México. Si quieres participar en este sondeo, solo debes hacer click en este enlace y terminar un corto formulario. Ayúdanos a descubrir cómo es que se consumen las noticias en el país.