Los Juegos Olímpicos de Tokio podrían quedar cancelados definitivamente aún cuando hace casi mes y medio, se había informado que esta justa deportiva se aplazaría para llevarse a cabo durante el siguiente año.

A finales de marzo pasado, Yoshiro Mori, presidente del comité organizador, indicó que posponer un año los Juegos Olímpicos un año daría a los átelas “suficiente tiempo para prepararse para la competencia internacional”, al tiempo que afirmó que era conveniente que las Olimpiadas tuvieran lugar en un periodo vacacional.

De esta manera, se esperaba que las competencias olímpicas comenzaran el siguiente 23 julio 2021 para concluir el 8 de agosto próximo, mientras que los Juegos Paralímpicos iniciarán el 24 de agosto y se cerrarán el 5 de septiembre.

¿Sin Juegos Olímpicos?

Aunque se esperaba que para esta fecha las cosas ya corrieran de manera normal, lo cierto es que todo parece indicar que el Comité Olímpico Internacional (COI) no está muy seguro de que esto suceda.

Cuando menos así lo dejan ver las recientes declaraciones entregadas por el presidente del Comité Olímpico Internacional , Thomas Bach quien reconoció que si los Juegos de Tokio no se celebran el próximo año, serán cancelados.

En una entrevista para la BBC, Bach i indicó que “no puedes emplear para siempre a 3 mil a 5 mil personas en un comité organizador. No se puede tener los atletas en la incertidumbre. (…) No puedes cambiar cada año todo el calendario deportivo en todo el mundo de las principales federaciones. (…) No se puede tener tanto solapamiento con un futuro Juegos Olímpicos, por lo que tengo cierto entendimiento para este enfoque por parte de nuestros socios japoneses”.

El representante del COI destacó que aunque existe el compromiso claro de dar luz verde a los juegos en julio del año que entra, existe una gran preocupación sobre si los eventos multideporte podrán llevarse a cabo si se consideran la desigualdad en las fases de la epidemia alrededor del mundo.

Adicional, el comité detrás de las Olimpiadas ha indicado que luego de que Tokio 2020 fuera pospuesto, no existe un plan de respaldo en caso de que no pueda llevar a cabo el evento en las nuevas fechas propuestas.

Lo que está en riesgo

En medio de estas declaraciones, se encuentran los miles de millones de dólares relacionados con temas de planeación y logística.

Fuentes oficiales asociadas al Comité Olímpico Internacional indican que Japón está invirtiendo cerca de 12.6 mil millones de dólares en la organización de los Juegos Olímpicos; sin embargo, una junta de auditoría nacional afirma el país está destinado a este evento el doble de dicha cantidad.

Adicional quedan al margen, el negocio relacionado con patrocinios y derechos de transmisión, que en ediciones pasadas ha demostrado ser millonario.

Ejemplo de ello, es que se estima que Toyota ha destinado cerca de mil millones de dólares en tecnología y productos que pretendía mostrar durante Tokyo 2020, como parte de su patrocino oficial de este ciclo olímpico.

En esta linea, se estima que alrededor del 73 por ciento de los ingresos de 5.7 mil millones de dólaresque el COI registra en cada ciclo olímpico de cuatro años proviene de los derechos de transmisión, mientras que la última edición del certamen provocó una derrama económica de nueve mil 300 millones de dólares (mdd) en gastos publicitarios, según datos entregados por los organizadores.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299