Los 3 niveles de experiencia

Los eventos corporativos son un must cuando las marcas quieren tener un acercamiento con su audiencia. La generación de experiencias es pieza clave del event marketing y del éxito de cualquier evento corporativo.

Las expectativas de las personas que forman parte de eventos corporativos cada día son mayores; esperan ser impactadas de manera positiva y tienen los ojos bien abiertos para evaluar cada detalle, por lo que como organizador es importante que te enfoques en superar esas expectativas. Para ello, es importante que sepas que existen 3 niveles de experiencia posibles:

Básica:
Consiste en una exposición a estímulos que generan una respuesta de tipo emocional que tiene una retención corta en la memoria. Se trata de la experiencia más básica.
Estos son algunos ejemplos: fuegos artificiales en un evento, un buen video para el opening acompañado de un performance o un regalo promocional valioso también es una buena opción.

Memorable:
Este tipo de experiencia va más allá del nivel cognitivo y tiene la particularidad de ser recordada con mayor facilidad por lo que los asistentes llegarán a su casa u oficina a compartir y presumir la experiencia que vivieron.
Algunos ejemplos de las actividades que generan experiencias memorables son: un paseo en yate, actividades al aire libre como la tirolesa o rappel o una conferencia con alto contenido educativo y emocional.

Transformadora:
Causa un cambio duradero en el individuo a nivel conductual y/o en su actitud, lo que quiere decir que los asistentes cambiarán en su casa y/o trabajo, además de influenciar a las personas cercanas. Las personas que viven este tipo de experiencia la comparten con los demás constantemente y se siente orgullosos de haber formado parte del evento.

Para lograrlo puedes organizar una convención en un lugar diferente, con una serie de actividades poco convencionales, innovadoras, además de buscar que todos los mensajes estén alineados al concepto y al objetivo.

Hoy en día, las diversas audiencias buscan ser sorprendidas a través de experiencias diferentes que impacten de manera positiva su vida profesional y personal por lo que, como organizador, tienes una gran responsabilidad y oportunidad de generar experiencias memorables y transformadoras a través de eventos llenos de contenido de valor y actividades que logren enriquecer a los asistentes.

Después de generar cualquier tipo de experiencia en un evento es importante que midas los resultados: cuál es el ROI, de qué manera impactaste a cada persona, qué aprendieron y lo cómo están poniendo en práctica. Este análisis te ayudará a identificar las áreas de oportunidad, permitiendo que mejores dichos aspectos con el objetivo de lograr eventos transformadores.

Recibe las gráficas del día con las noticias más importantes de mercadotecnia.