Sin duda, el anuncio de la ruptura de las relaciones comerciales entre Google y Huawei fue un tema que conmocionó al ámbito tecnológico.

Aunque la participación de la marca china en el terreno de los smartphones aún es inferior a lo registrado por Samsung, la realidad es que la firma mantenía un avance importante, con lo que muchos especialistas no daban más de unos cuantos meses para que Huawei se colocará como líder del sector.

Camino a la cima

En este sentido, según proyecciones de IDC, Huawei colocó por 59.1 millones de smartphones, lo que significó un crecimiento del 50.3 por ciento respecto al año pasado.

Con esta cifra se ubicó por encima de Apple, que vendió 36.4 millones de iPhones y reportó una caída del 30.2 por ciento.

Aunque Samsung se mantuvo a la cabeza tras vender 71.9 millones de smartphones, lo cierto es que también registró una baja de 8.1 por ciento.

Así, el mercado mundial quedó distribuido con la surcoreana acaparando el 23.1 por ciento de market share, seguida de Huawei que creció al 19 por ciento y Apple, que se rezagó al 11.7 por ciento.

Con estas cifras de antesala, se preve que sólo Huawei y Vivo reportaron crecimiento en ventas, el resto de las marcas líderes perdieron entre 6 y 30.2 por ciento.

Lo que se sabe sobre HongMeng OS y el Plan B de Huawei

Con la imposibilidad de utilizar Android, estas cifras dejan a Huawei en un terreno de franca desventaja, más si consideramos que el sistema operativo de Google es el más utilizado alrededor del mundo.

Si bien hablamos de un duro golpe, lo cierto es que no es algo que Huawei no hubiera previsto. Desde hace meses, la empresa china ya esperaba el veto por parte de Estados Unidos con lo que comenzó a trabajar en un plan B.

Plan B

A decir de lo publicado por el portal Nikkei Asian Review, Huawei ya esperaba las prohibiciones por parte de Estados Unidos, debido a las reiteradas acusaciones sobre espionaje de las que fue objeto.

Con esto en mente, desde hace seis meses puso en marcha un plan de contingencia para conseguir la mayor cantidad de componentes para cubrir la demanda de sus productos cuando menos durante un año.

La iniciativa -de ser cierta- blindaría a la firma de la desbanda que protagonizaron los desarrolladores de chips y procesadores, encabezados por Intel y Qualcomm.

Los reiterados enfrentamientos que la firma ha tenido con el gobierno norteamericano, también llevó a la firma a comenzar con el desarrollo de lo que podría ser un nuevo sistema operativo que de soporte a sus productos, mismo que ha recibido el nombre tentativo de HongMeng OS, de acuerdo con Huawei Central.

HongMeng OS: Lo que podría ser

Este sistema se habría comenzado a desarrollar durante 2012 con la intención de convertirlo en un soporte universal y compatible com varias plataformas así como terminales, incluyendo teléfonos, tabletas y computadores.

Existen dos teorías al respecto. La primera tiene que ver con que HongMeng OS sea un fork (proyecto en una dirección distinta de la principal u oficial tomando el código fuente del proyecto ya existente) de Android.

Es decir, se trataría de una plataforma basada en el código abierto de Android que está basado en Linux con lo que su propuesta podría ser muy similar al sistema móvil de Google además ser compatible con la mayoría de los servicios ahora disponibles.

Por otro lado, la segunda teoría indica que Huawei estaría trabajando en un sistema operativo desde cero. No obstante, de seguir por este camino, la empresa oriental tendría que llegar a un acuerdo con firmas como Facebook para que sus apps se adapten a su nuevo sistema operativo.

En otras palabras, las apps más populares como Facebook, WhatsApp o Twitter tendrían que tener una versión única para ser compatibles con HongMeng OS, lo cual es casi improbable ante las presiones del gobierno de Trump.

Los analistas esperan que Huawei se incline por la primera opción para garantizar la compatibilidad de su sistema operativo con la mayoría de los patrones de diseño actuales de Android.

Por el momento, en desventaja

Aún cuando la firma lleva cerca de siete años trabajando en una respuesta para Google, la realidad es que por el momento se encuentra en un terreno claro de desventaja.

La compañía se verá obligada a detener sus próximos lanzamientos debido a la imposibilidad de actualización que ahora mismo estos productos tendrían.

Huawei deberá esperar a que su sistema operativo, del que mucho eco se ha hecho, para continuar con su agresiva campaña de lanzamientos, y aún con esto tendrá que planificar una sólida estrategia de mercadotecnia para que HongMeng OS conquiste al usuario y no termine en la misma historia que Windows Phone o Firefox OS.

loading...