Lo que se espera de un recién egresado de marketing

Por: Alvaro Rattinger
Twitter: @varu28

Para muchos de nosotros el trabajo de marketing es una de las máximas satisfacciones profesionales que existen, pelear todos los días con el fin de lograr que tu marca sea favorecida por un consumidor es muy gratificante. Es cierto que no siempre se logra el objetivo; pero el esfuerzo y el trayecto bien valen las desveladas.

Todos los años las filas de mercadólogos crecen con la llegada de nuevos profesionales ávidos (en la mayoría de los casos) de trabajar sin cuartel para crecer la posición de mercado de un producto o servicio.

En un mundo perfecto todos encontrarán el trabajo ideal con una remuneración justa; sin embargo, no siempre sucede, en gran medida por el mercado laboral mundial, también por la falta de transparencia en el proceso de estudios universitarios. Lamentablemente la mayoría no será director de marketing en los primeros 24 meses de trabajo, tristemente en muchas universidades es lo que nos venden hace muchos años. En algunos esta práctica buscará justificar así los costos de educación; sin embargo, siendo justo, hay algunas instituciones de primer nivel que logran colocar muy bien a sus egresados.

El objetivo de esta columna es cubrir aunque sea de manera superficial lo que se espera de un recién egresado y lo que en mi opinión debería de ser la política de contratación. Creo firmemente que contratar talento “fresco” con “ideas nuevas” y demandar experiencia laboral es un poco contradictorio. Las empresas debemos tener una política mixta de contratación, en la que se busquen (en distintas proporciones) personas con mucha, algo y poca experiencia, por supuesto, habrá que agregar profesionales sin kilometraje. Esto debe existir por dos razones: responsabilidad social y construcción de talento.

También vale la pena decir que el primer requisito para entrar a una empresa es la pasión, creo que los discursos de “siempre he soñado trabajar aquí” ya están desgastados en especial si se acompañan con una renuncia a dos años de distancia con un “aprendí muchísimo aquí”, no puedes decir que una empresa es tu sueño cuando en realidad es un escalón, ese tipo de actitudes quedan en la memoria más de lo que imaginan. Mi mejor consejo para los egresados es que busquen una empresa con la que quieran comprometerse a mediano plazo y que se construya una carrera de por lo menos 4 años. Es indispensable ser mercadólogos leídos, con ortografía, imagen impecable y capacidad de hablar en público. Es curioso pero estos últimos puntos poco tienen que ver con la teoría del marketing pero son fundamentales en el trabajo de mercadotecnia.

Es importante entender que una empresa en cualquier industria invierte al momento de contratar, no sólo se trata de sueldo, incluye tiempo, energía y conocimientos. Un recién egresado en marketing tiene la obligación de preguntar, cuestionar, aprender, absorber e implementar todo lo que sucede a su alrededor. Me parece que el rol de un mercadólogo recién egresado es escuchar y en el momento correcto aportar una idea que sacuda, esta es su principal fortaleza, ver el mundo con distintos ojos. Esto implica que a partir de lo que aprenda de su nueva marca puede encontrar nuevas formas de conectar con el consumidor. Es cierto que en la mayoría de los casos la idea sea inaplicable, pero hacer el ejercicio mental será una gimnasia profesional que el tiempo premiará.

Soy promotor de las herramientas digitales; sin embargo, creo que el marketing digital es parte de un sistema más complejo de tácticas, estrategias y herramientas. Hoy los jóvenes están obligados a entender para que sirven todas las municiones de la mercadotecnia, publicidad y medios, sólo así podrán proponer estrategias innovadoras con base en cimientos reales. A esto es importante agregar el componente analítico, lo he dicho más de una vez, “merca es mate y mate es merca” necesitamos mercadólogos que sean capaces de plantear y entender problemas matemáticos, vivimos en un mundo de estadísticas, así de simple.

La industria del  marketing necesita personas innovadoras, comprometidas, analíticas y sobre todo capaces de plantear soluciones a problemas complejos de manera rápida y sencilla. La demanda existe, ahora falta energía y oportunidades, recuerden que las puertas de una empresa se abren desde la entrevista de trabajo, si ya están frente a su jefe ideal pongan el pie en la puerta y no dejen ir la oportunidad.

Más notas relacionadas:
Opinión del consumidor como estrategia de marketing
Lo que tienes que saber sobre el marketing para niños
Tu mercadotecnia debe hacer más que vender un producto

loading...