Las low cost parecen no ser negocio, Germania se declara en bancarrota

Germania no pudo hacer frente al incremento en los costos del queroseno por lo que tuvo que cesar operaciones en las primeras horas de este martes

Imagen de Bigstock
  • Germania anunció problemas financieros a partir de enero

  • La compañía cesó operaciones este martes por lo que dejará de transportar a 4 millones de pasajeros

  • Los viajeros que compraron boletos directamente con la aerolínea no podrán cambiar su vuelo con otra aerolínea

La irrupción del modelo de bajo costo en la aviación supuso una revolución en la industria, así lo demuestra la aparición de nuevas aerolíneas así como las alianzas entre las mismas con tal de ofrecer nuevos destinos, además de generar un mayor alcance.

Incluso, diversas firmas aéreas adoptaron este modelo para conectar con un consumidor que viaja más pero que no está interesado en “lujos innecesarios” al momento de transportarse.

En este sentido, de acuerdo con Flight Airline Business, Southwest lidera el sector con ingresos superiores a los 21 mil millones de dólares; le sigue Ryanair con 8.1 mil millones; Jetblue con 7 mil millones; Easy Jet con 6.4 mil millones y el top cinco lo cierra Thomas Cook Group con 4.1 mil millones de dólares.

Según la fuente, al igual que con los ingresos, en lo que refiere a la cantidad de pasajeros transportados, Southwest está a la cabeza con 157.8 millones; seguido de Ryanair con casi 131 millones; Easy Jet con 80.2 millones; Lion Group con 51.8 e IndiGo con 49.2 millones.

Por lo tanto, estos datos nos sugieren que el sector low cost es una vertiente más que atractiva para el viajero, aunque en ocasiones no así para este tipo de empresas que no tienen, en ocasiones, la capacidad de navegar cuando los tiempos son negativos.

Turbulencia.

Esta premisa parece cumplirse en los últimos meses y es que un reporte del medio español Cinco Días indicó que la aerolínea alemana de bajo costo, Germania, se declaró en quiebra por lo que ha dejado de volar a partir de las primeras horas de este martes.

Con 4 millones de pasajeros transportados durante el último año en vuelos regulares y chárter a Europa, Oriente Medio y el norte de África, además de ofrecer servicios de arrendamiento de aeronaves, la firma no pudo sostener su viabilidad ante el incremento en los costos del queroseno.

“Lamentablemente al final no hemos logrado que nuestros esfuerzos de financiación para cubrir la falta de liquidez momentánea culminaran de manera exitosa. Lamentamos mucho que como consecuencia no nos quede otra opción que una declaración de insolvencia”, precisó el consejero delegado de la firma, Karsten Balke, mediante una misiva.

En tanto, los pasajeros afectados que compraron un vuelo dentro de un paquete de viaje pueden reclamar un transporte alternativo a la empresa organizadora del paquete; mientras que, aquellos que adquirieron su boleto directamente de la aerolínea “no tienen derechos, según la legislación vigente, a un transporte alternativo”, precisó Germania.

Vuelo bajo.

A principios de enero se dieron a conocer los problemas financieros de la firma aérea alemana; no se trata de la única aerolínea que se enfrenta a este problema, además de Germania, la también alemana Air Berlin dejaría los cielos a finales de octubre de 2017, en tanto la compañía de vuelos chárter Small Planet Airlines cesó operaciones a finales del año pasado.