Las flatuencias de un pasajero obligaron a Transavia Airlines a desviar un vuelo

Una pelea entre pasajeros porque uno de ellos, aparentemente, tenía una acumulación excesiva de gases en el aparato digestivo, derivó en un aterrizaje no previsto de un vuelo de la low cost holandesa Transavia Airlines.

Imagen: Bigstock

Los largos viajes en avión son, a veces, incómodos. Más aún si se trata de una línea aerea de bajo costo. Poco espacio entre los asientos, deficiente comida, servicios acotados y, en algunas ocasiones, ocasionales compañeros que suelen ser molestos.

Para eso está el personal que compone la tripulación, que debe estar bien entrenado para calmar a los pasajeros y sostener la imagen de la aerolínea.

El 11 de febrero pasado, en un vuelo low cost entre Dubai y Amsterdam (previo paso por Burgas, Bulgaria) sucedió algo que, todo indica, tuvo relación con la convivencia entre los pasajeros a bordo y terminó derivando en un aterrizaje de emergencia en Viena (Austria).

El altercado, a bordo del vuelo HV6902 de Transavia Airlines, comenzó cuando dos hombres sentados junto a otro, aparentemente muy flatulento, comenzaron a los gritos acusándolo de tener “ataques de gas”, de acuerdo con Fox News.

Cuando el presunto generador del problema no se detuvo, los disgustados compañeros de fila se habrían quejado con la tripulación de la línea aérea, que al parecer no respondió en tiempo y forma. En cambio, el capitán del vuelo advirtió a los demandantes, acusándolos de “comportamiento ruidoso y agresivo y por hacer amenazas”, según el NL Times.

Finalmente, cuando nada se solucionó y mientras el Transavia Airlines seguía en viaje, estalló una pelea en el avión, de acuerdo con el periódico holandés De Telegraaf.

A raíz de esto, los pilotos debieron decidir una parada de emergencia en Viena para bajar del vuelo a los demandantes. Asimismo, retiraron a otras dos mujeres que iban sentadas en la misma fila que los hombres, pero que de acuerdo con Metro, no fueron parte de las disputas y simplemente estaban sentadas en el ese sector del avión.

“No tuvimos nada que ver con todo el disturbio. Nos distanciamos”, dijo una de las mujeres, según De Telegraaf. “No teníamos idea de quiénes eran estos hombres, simplemente tuvimos la mala suerte de estar en la misma fila”, agregaron advirtiendo que llevarían la demanda a los tribunales.

Ninguno de los pasajeros que fueron expulsados ​​del avión fueron arrestados porque no violaron ninguna ley austriaca. Sin embargo, se les prohibirá volar en Transavia Airlines en el futuro.

Sin mencionar exactamente lo que pasó, la aerolínea ofreció esta declaración a De Telegraaf:

“Nuestra tripulación debe garantizar un vuelo seguro. Si los pasajeros representan un riesgo, inmediatamente deben intervenir. Nuestra gente está entrenada para eso. Ellos saben muy bien dónde están los límites. Transavia respalda en un 100 por ciento a la tripulación de cabina y sus pilotos”.

Según Huffington Post, la aerolínea presentó un informe policial sobre el incidente cuando llegó a Holanda, y dijo que estaba “abierta a una conversación” con las mujeres que dijeron que no habían sido parte del altercado.

Transavia es una compañía aérea holandesa que realiza vuelos de bajo costo entre los Países Bajos y diversos destinos vacacionales de Europa, de África y Oriente Medio. Pertenece al grupo Air France-KLM, al igual que Transavia France.


Recibe las gráficas del día con las noticias más importantes de mercadotecnia.