Larga vida a la productividad

Paco SantamariaMéxico, D.F.- Dado el crecimiento de las expectativas de vida, las edades de retiro se aplazan voluntaria o involuntariamente, prueba de esto es que de acuerdo con el INEGI, hasta 2005 el 36.6 por ciento de los adultos mayores continuaban en el mercado de trabajo, ya sea por gusto o necesidad, lo que fuera de las oportunidades que podría representar para los empleadores, se traduce hasta en complicaciones económicas para los países que poco a poco envejecen, ya que de acuerdo a la Asociación por la no Discriminación Laboral por Edad o Género (ANDLEG), el 90 por ciento de las ofertas de empleo dejan fuera a las personas mayores de 35 años de edad y el 40 por ciento de personas desempleadas por discriminación laboral tiene como motivo principal la edad.

Da click aquí para más detalles.

Más notas sobre mercadotecnia:
5 razones para enfocarse en el grey market
5 características de los baby boomers

“En México las personas no se han dado cuenta que el adulto mayor cuenta con una experiencia laboral impresionante” indica Antonio Tiscareño, socio fundador Corporativo de Medios y Exposiciones (COMEXPOMEX), quien en vista de esto incluyó bolsa de trabajo en la Expo Adulto Mayor 2010, que tendrá lugar en el Centro Banamex del 13 al 15 de agosto.

También de acuerdo con INEGI, este año cerca de 40 por ciento de la población mexicana está entre 35 y 59 años de edad, muchos de ellos a punto de llegar a la tercera edad, una etapa que ya no significa dejar el mercado laboral. “Les toca un rol histórico, tienen que redefinir la manera en la que todas las generaciones nos retiramos. Son individuos que, gracias a las mejoras en la esperanza y calidad de vida, llegan mental y físicamente activos a sus edades de retiro. Además, les quedan por lo menos unos veinte años por vivir, por lo que no podemos esperar que decidan qué hacer con ese tiempo como si fueran los viejitos que fueron sus padres al llegar a los 60 años. Por si fuera poco, es bien sabido que el sistema de pensiones no es sostenible y que muchos de sus hijos postergan la salida de la casa paterna.

La consecuencia de todo esto es que no pueden, no quieren, y en muchos casos no necesitan jubilarse. Tres de cada cinco creen que las personas deben trabajar más allá de los 65 años y ocho de cada diez desea continuar en el mercado laboral aunque no necesite el dinero”, asegura Vaca. “No sólo se retiran y ya, están inquietos y les gusta emprender y trabajar después de retirarse para mantenerse sanos física y mentalmente”, concluye Paco Santamaría, director general de InTrend the Next Marketing.

Recibe las gráficas del día con las noticias más importantes de mercadotecnia.