La tecnología 3D permite obtener ganancias de películas antiguas

México, D.F.- La industria de la cinematografía es una industria que debe enfrentarse a muchos obstáculos, por principio a encontrar financiamiento para la realización del material, y una vez que el filme está listo, efectuar una fuerte inversión en medios para promoverlo… esperando que éste sea suficientemente bueno para permanecer bastantes semanas en cartelera, donde encuentran su segundo desafío: ganarle la batalla a la piratería; la cual, según Motion Pictures Association of America (MPAA) en el informe “El coste de la piratería”, en 2005 provocó una perdida de 18 mil millones de dólares, señalando también que los países con mayor índice de descargas y compras ilegales de películas son China (90 por ciento de copias ilegales); Rusia, Tailandia y Hungría (75 por ciento), y entre 65 y 55 por ciento México, Polonia y Taiwán.

Notas sobre medios:
Conaculta entra al mundo digital con 7 apps para móviles
FOX firma acuerdos con SKY, Net y Claro TV de Brasil

Habiendo superado estas pruebas de fuego y logrando colocarse como las películas más taquilleras, lo que le da a las casas productoras un buen retorno de inversión, y muy buenas ganancias, la explotación de ese filme no queda ahí, todo el merchadising no solamente se efectúa durante la exhibición de la película sino también después de ésta logrando obtener millones de dólares por la venta de peluches, llaveros, vasos, posters, gorras, playeras, muñecos, entre los más comunes. Para luego dar paso a la venta de DVD´s, en el que podemos encontrar precios desde 87 hasta más de 222 pesos, o Blu-Ray que ofrece títulos con un costo desde 190 hasta 525 pesos.

Pero las productoras han encontrado en la tecnología 3D, una nueva oportunidad de comercialización, la posibilidad de volver a colocar en salas de cine las películas que fueron estrenadas hace ya tiempo, pero en esta ocasión ofreciendo una nueva experiencia para el espectador, la cual le costará en promedio 115 pesos, dependiendo la cadena de exhibición, el horario y la zona en que se encuentre el establecimiento.

Uno de los más claros ejemplos es Star Wars, Episodio I: La amenaza del Fantasma, la cual fue exhibida por primera vez en mayo de 1999, logrando recaudar en esa ocasión 924 millones 317 mil 558 dólares; siendo reestrenada en febrero pero en formato 3D, sumando a la anterior cifra 73.4 millones de dólares a nivel mundial tan sólo en dos semanas de exhibida. En México, de acuerdo con la Cámara Nacional de la Industria Cinematográfica y del Videograma (Canacine) ingresó 17 millones 144 mil 521 pesos en su semana de estreno y obtuvo 188 mil 486 espectadores.

Con todo esto, primer estreno, reestreno en 3D (tomando en cuenta sólo las dos primeras semanas), venta de productos relacionados con la película dirigida por George Lucas, DVD´s y demás merchadising, desde 1977 se calculan ganancias de más de 9 millones de dólares.

Otra de las películas que ha regresado a la pantalla grande es El Rey León en 3D, que logró recaudar 80 millones aproximadamente en el mercado estadounidense. Esta película animada de The Walt Disney Studios que se estrenó en 1994, fecha en la que ganó más de 883 millones de dólares en todo el  mundo, a lo que si se le suma la recaudación de 3D y otros ingresos alcanza aproximadamente un mil millones de dólares.

Tras este éxito taquillero por implementar la nueva tecnología, que permite a los cinéfilos sentirse más dentro de la historia, de los escenarios, tener la sensación de tocar a los personajes o que estos nos tocan, Disney lanzó La Bella y La Bestia 3D, película que 1991 fue la primer realización animada que superó los 100 millones de dólares, la cual además fue nominada a seis Premios de la Academia, obteniendo un Oscar a Mejor canción (Alan Menken y Howard Ashman) y Mejor Música original (Menken); se llevó un Globo de Oro a Mejor Comedia Musical. En su versión 3D, en la que la compañía invirtió 10 millones de dólares, se recaudó 23.5 millones de dólares. Esta película animada en acumulado cuenta con 400 millones de dólares de manera mundial.

Estas no son las únicas series animadas que Disney tiene planeado lanzar en formato 3D: Junto con Pixar pondrá en las salas, en septiembre de 2012, Buscando a Nemo (quinta película animada que obtuvo más ingresos con 867 millones de dólares y ganadora del Oscar) ; en enero de 2013 Monsters Inc. y en septiembre de 2013, La Sirenita.

Estos ejemplos comprueban la gran oportunidad de negocio que la tecnología tridimensional les da a las casas productoras, para poner  sus películas de los 1900 o más antiguas estén en pleno 2012 en salas de cine, y que si bien si se comparar con la recaudación de otras películas nuevas pueda verse por debajo, pero que si se hace la suma total, como en muchos casos lo efectuamos, nos daremos cuenta que es una buena idea invertir en una nueva versión tridimensional, al menos para reactivar una película que se supondría estaría sólo en los estantes de los hogares, y poder de nuevo sacar a disposición artículos relacionados y así obtener nuevos y frescos ingresos.

Películas creadas en 3D:

  • Avatar 760 millones de dólares.
  • Toy Story 3, una recaudación de 411 millones de dólares
  • Alicia en el país de las maravillas, con 334 millones de dólares
  • Up: Una aventura de altura, con 293 millones de dólares.
  • Mi villano favorito, con 246 millones de dólares.
  • Shrek para siempre, 238 millones de dólares.
  • Cómo entrenar a tu dragón, 217 millones de dólares.
  • “La invención de Hugo Cabret” de Martín Scorsese con una recaudación de 176 millones 964 mil 486 millones a nivel mundial.


SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299