La salida de Spider-Man de MCU pudo ser culpa de FOX

Spider-Man_Homecoming-Marvel-Sony Pictures-IMDB
Imagen: Marvel / Sony Pictures
  • Disney ha recaudado cerca de 8 mil millones de dólares en taquilla este 2019

  • Sin embargo, perder a Spider-Man podría afectar el desarrollo del MCU

  • A Sony no le iría mejor, tendría que reconstruir la saga protagonizada por Tom Holland

Es indiscutible que The Walt Disney Company es un monstruo en la industria del entretenimiento y una maquinaria de hacer marketing, sin embargo, esto no la hace infalible a los errores, y la confrontación con Sony Pictures con la posible salida de Spider-Man, podría ser uno muy costoso.

El martes, un reporte de Deadline (posteriormente confirmado por medios estadounidenses) sobre la ruptura entre ambos estudios cinematográficos acaparó la atención de los medios y usuarios de redes sociales, pues está en juego uno de los personajes de superhéroes con mayor engagement.

‘Decepcionada’… la culpable puede ser FOX

En un acto poco convencional en Sony Pictures, la compañía publicó en Twitter su postura pública respecto a las noticias que circularon sobre sus diferencias con Disney.

A través de tres mensajes, la productora expresó que es respetuosa de la postura de la postura de la compañía de Burbank y que tiene profundo agradecimiento y respeto por Kevin Feige y su apoyo, asesoría y orientación para la realización de las últimas películas live action de Spider-Man.

Sin embargo, se expresa “decepcionada” por la negativa de Disney para que Feige repita como productor principal de las próximas cintas de Spidey, situación que Sony atribuye a la fuerte carga de trabajo que tiene el Presidente de Marvel Studios con las franquicias del Universo Cinematográfico de Marvel (MCU por sus siglas en inglés), pero sobre todo por la incorporación de los personajes que llegaron tras la adquisición de 20th Century Fox.

Fox es un dolor de cabeza

Así podría resumirse el efecto que está teniendo la compra de esta empresa de entretenimiento, al menos en el corto plazo. Y, es que más allá de la expectativa por ver muchos de sus contenidos como parte de Disney+, la realidad es que le está provocando muchos problemas a Disney.

Desde que le asignaron a Feige la supervisión de franquicias como Deadpool, X-Men y Fantastic 4, ya había señales de que las cosas no estaban tan bien. Diversos analistas han señalado que los estudios cinematográficos de Fox estaban en muy malas condiciones económicas, derivado de que muchos de sus proyectos fueron fracasos en taquilla y representaron pérdidas.

El más claro ejemplo fue X-Men: Dark Phoenix, la cinta dirigida por Simon Kinberg representó una pérdida operativa de 170 millones de dólares durante el último trimestre fiscal de Disney. De hecho, en su momento su CEO, Bob Iger, dijo que todo Fox estuvo “muy por debajo de donde había estado y bien debajo de donde esperábamos que fuera cuando hicimos la adquisición”.

Entonces, la postura de Sony adquiere sustento al pensar que por enfocarse en sus propiedades, Marvel Studios podría no atender con la dedicación deseada los futuros proyectos de Spider-Man y, por consecuencia, supondría un impacto negativo en la planeación, ejecución y capitalización de las películas -hablamos desde guión, preproducción, producción, estreno y trabajo de marketing).

Por su parte, Disney no ha hecho un pronunciamiento público hasta el momento.

A nadie le conviene

Esa es una realidad, Disney es una maquina de hacer éxitos cinematográficos, la muestra es que en lo que va del año ya recaudó alrededor de 8 mil millones de dólares en taquilla (todas sus producciones incluidas las de FOX, Avengers: Endgame y Captain Marvel), por lo que no tener a Spider-Man podría no tener un impacto significativo.

Sin embargo, su peso no está sólo en taquilla, sin obvias que su participación en el MCU desde Captain America: Civil War y la parte final de la ‘Saga del Infinito’ añadió un ingrediente que sirvió para conectar de manera profunda con el público, hablamos del personaje que es visto por muchos como el mejor candidato a tomar el lugar que dejó Iron-Man, recordemos que el MCU se queda sin personajes de gran peso (Black Widow, Captain America, Thor).

Lo anterior, sin perder de perspectiva que el Peter Parker (de Tom Holland) es lo suficientemente joven para crecer al ritmo de las siguientes fases del MCU, algo que le daría mucho juego a Marvel para trabajar en cuestiones de historias y marketing.

Para Sony tampoco es funcional, pues aunque tiene los derechos de Spider-Man, las últimas dos historias Homecoming y Far From Home tienen una estrecha relación con el universo Marvel, por lo que tendrías que reconstruir toda su saga, algo que conlleva un importante riesgo de no lograr conectar con el público que ya tiene muy fijo en la mente que el arácnido es parte del MCU.

Esto último toma mayor peso si consideramos que Spider-Man: Far From Home tuvo excelentes críticas por parte de los analistas y el público, además de que ya se convirtió en la cinta más exitosa en la historia de Sony Pictures al recaudar más de mil 096 millones de dólares, de acuerdo con Box Office Mojo.

Los fans e inclusions Jeremy Renner abogan por el ‘buen vecino’: