La manera de desenvolverte dice mucho de tu profesionalismo

Seguramente, cuando eres invitado a un evento corporativo quisieras mágicamente poder leer las mentes de los importantes ejecutivos y empresarios que te rodean o salir con tu agenda llena de reuniones para discutir ideas y lograr cerrar nuevos negocios. El único problema es que nunca antes has visto a todas estas personas y te da cierto temor causar una mala impresión en ellos.

Existen acciones y temas que no son adecuados ya que pueden restarte profesionalismo, por lo que te sugiero:

  1. Evita llegar tarde: el tráfico en la CDMX es parte del día a día. Es real que puede presentarse algún evento extraordinario que lo incremente, sin embargo, mi recomendación es que cuando tengas alguna cita o tengas que acudir a un evento especial tomes las precauciones necesarias y midas los tiempos de traslado y más aún en tiempos de lluvias.
  1. Se amable: en ocasiones hay personas que suelen ser muy frías con aquellos que no conocen; una de las bondades que ofrecen los eventos es la oportunidad de relacionarte con los demás; lo mejor será que saludes con amabilidad y que acudas con la disposición de conocer y platicar; una sonrisa jamás está de más.
  1. No interrumpas: en una conversación todos tienen ideas que aportar, si crees que sólo lo que tú dices es importante y no dejas que nadie más hable, lo único que lograrás es que las personas se sientan incómodas y hasta molestas; en cuanto tengan oportunidad se apartarán de ti.
  1. Con confianza y sin abuso: es común que algunos tengan demasiada confianza al relacionarse, pero no todas las personas están de acuerdo, por ejemplo, hay varios a los que les molesta que les hablen de tú. Identifica con qué tipo de persona estas tratando para que puedas dirigirte a ella de una manera que favorezca la conversación.  Te sugiero que evites el uso de malas palabras ya que te ponen en una situación vulnerable y puedes caer en verte y escucharte corriente.
  1. No abuses de los chistes: es agradable una que otra broma al platicar, incluso en conversaciones de negocios; sin embargo, identifica qué tipo de comentarios son ad hoc a cada reunión, no abuses en el número de chistes y sólo dilos si tienen relación con algún tema que están abordando. A veces por tratar de ser demasiado gracioso con temas que no vienen al caso, terminas cayendo mal.
  1. No seas bulto: Hay personas que no soportan que las toquen y menos si se trata de un desconocido o si es en una reunión de negocios. Independientemente de la forma de ser de cada receptor, en general, es molesto que alguien se acerque demasiado o que, por ejemplo, esté dándote palmadas en la espalda acompañando cada frase que dice. Evita invadir el espacio personal de las personas; los expertos recomiendan que exista una distancia mínima de 45 cm y hasta 1.50 m cuando se trata de un acercamiento social. En la próxima reunión, mide tu distancia.
  1. Si no puedes ser positivo, mejor se silencioso: Los eventos no son foro para quejas y agresiones; la gran mayoría de personas que asisten quieren aprender y pasar un buen rato, quieren divertirse y las actitudes tóxicas o negativas lo impiden. Además, considera que no sabes con certeza si alguno de tus nuevos conocidos se puede ofender o alterar.

Lo que te puedo decir es que hay técnicas para que te sientas con mayor control y tranquilidad a la hora de conocer gente nueva, lo que hará del relacionamiento una actividad y una inversión de tiempo más agradable.

Recuerda en todo momento que la manera en la que te desenvuelves en un evento corporativo es determinante para la generación de empatía y desarrollo de negocios potenciales. Piensa antes de actuar y de hablar, evita acciones que te hagan ver como una persona poco profesional. 

Elige tus palabras de manera sabia, porque una vez que salen de tu boca, no las podrás borrar.