La Justicia suspendió las actividades de Rappi, Glovo y otras apps de envío

Buenos Aires. La justicia dictó una resolución suspendiendo a las principales aplicaciones de envío en la ciudad capital de Argentina: Rappi, Glovo y Pedidos Ya. También ordenó bloquearles las tarjetas de crédito.

Bigstock
  • Las aplicaciones de envío están en problemas en Argentina porque quieren que regularicen la situación de los repartidores.

  • La Justicia suspendió las actividades y ordenó bloquear sus cuentas de las tarjetas de crédito.

  • Apelarán para poder seguir trabajando.

Los servicios de envío a través de aplicaciones que interconectan clientes con repartidores en Buenos Aires deberán sortear un grave problema. Es que la Justicia de la ciudad dictó una resolución cautelar que suspende la actividad de Rappi, Glovo y Pedidos Ya en todo el ámbito de la urbe.

La medida rige “hasta tanto las empresas tengan a todo el personal en relación de dependencia, con libreta sanitaria y reciban gratis su uniforme, todos pedidos realizados hace siete meses por anteriores fallos”, publicó Bae Negocios.

Para hacer cumplir la prohibición, el magistrado Andrés Gallardo dispuso operativos policiales en diferentes sectores de la ciudad.

Según advierte el fallo, si no se detiene desde este viernes la actividad, “se decomisarán los envíos y se sancionará económicamente a las empresas”.

En paralelo, en otra decisión que está siendo cuestionada, ordenó a Visa, Mastercard y otras tarjetas de crédito a bloquear las operaciones de estas aplicaciones.

Lo que resolvió el juez en Argentina responde a un pedido de la “Asociación Sindical de Motociclistas Mensajeros y Servicios”.

Cortesía

Ahora, las plataformas tienen 48 horas para comenzar a cumplir con lo exigido por la Justicia hace siete meses:

  • Una lista completa de su personal.
  • La constancia de haber entregado por su cuenta y cargo a la totalidad del personal los implementos de seguridad vial exigidos por la ley (casco, indumentaria para visualización nocturna, fijación de caja en rodado). El costo de dichos materiales no puede ser exigido al personal bajo ningún concepto.
  • La acreditación de que el personal de reparto posee libreta sanitaria vigente.
  • Y las constancias de regularidad laboral y de cobertura de seguros.

De acuerdo con el texto del fallo, los envíos que se completen sin haber cumplimentado con los requisitos, serán decomisados por la Policía de la Ciudad. Habrá multas: 10.000 pesos por cada infracción (unos US$ 220 al cambio de este viernes 2 de agosto).

Otra vez

En abril pasado, ocurrió un episodio similar y en ese caso respondió la Secretaría de Transporte de la ciudad, que recusó al juez por “abuso de autoridad, parcialidad y prejuzgamiento”. Pero no prosperó.

En el fallo, el mismo magistrado magistrado señalaba que las compañías operan “en franca transgresión a la normativa vigente” y solicita que se apliquen las medidas para que cumplan con los requisitos de seguridad e higiene.

En esa oportunidad, las empresas habian salido a responder. La compañía española Glovo señaló la necesidad de generar un debate para alcanzar un acuerdo que beneficie a todos.

Glovo participa del mercado desde comienzos de 2018 y da empleo a unas 140 personas en el país, según la firma.

La colombiana Rappi es otra de las más difundidas. También llegó al país en 2018.

Según datos de la Policía de la Ciudad, el 70% desempeña tareas sin seguro y el 67% circula sin casco protector.