El sector retail es uno de los segmentos económicos que mayores modificaciones y retos ha enfriado de cara a la contingencia mundial. Marcas como Walmart o La Comer han tenido que ajustar sus operaciones habituales para evitar que sus establecimientos se conviertan en un foco con alto nivel de contagio.

El desafío para las marcas comenzó con una necesaria modificación al interior de sus puntos de venta en términos de logística y operación.

Entre largas filas y desabasto

El cierre masivo de tiendas, el desabasto de diversos puntos de venta así como, en términos generales, el freno a las cadenas de valor han generado especial preocupación entre los consumidores, mismos que ante la posible carencia de ciertos productos y el incremento de precios en los mismos han volcado sus esfuerzos a realizar compras de pánico.

Con esto, las marcas del sector minorista se vieron obligada a justar tanto horarios de operación como la cantidad de productos vendidos para cada cliente con el fin de entregar la mejor atención.

En lo que respecta a las cuestionase de salud, diversos supermercados decidieron mandar a casa a sus colaborares de mayor edad, en algunos cosas con ciertas prestaciones que garantizar su ingreso y ahora parece que las empresas comienza a tomar acciones para cuidar a sus clientes adultos mayores, que aunque no lo parezca, representan un mercado importante que ahora mismo es el más afectado por la pandemia.

Desde la OMS han indicado que aunque esta nueva versión del coronavirus tiene una mortalidad baja, cercana a un 2,3 por ciento en zonas calificadas como epicentro, los adultos mayores son considerados como el grupo más vulnerable.

Una mediad para proteger a los más afectados

Sobre esta linea gira la petición realizada por Grupo La Comer, misma que publicada desde sus redes sociales solicitó a los clientes que si tienen a su alrededor personas de la tercera edad, ayudaran a realizar sus compras o de lo contrario dejar de asistir a los centros de abastecimiento de las 8 a las 10 de la mañana para permitir a las personas mayores que realicen sus compras.

Ante la contingencia que se vive ahora, la medida propuesta ha sido bien recibida por el consumidor.

Gray Social Marketing

Sin duda esto se trata de una estrategia de gray social marketing implementada por La Comer, misma que trata de cubrir a un segmento que a la sombre de las generaciones más jóvenes parece haber quedado desprotegido aun cuando se espera que en volumen crezca de manera exponencial en los siguientes años.

En la actualidad se estima que en México existen cerca de 8 millones de personas mayores de 70 años, cifra que de acuerdo a lo  estimando por el Instituto Nacional de las Personas Adultas Mayores (INAPAM) alcanzará los 50 millones de personas para el año 2050.

Para muchos especialistas, este segmento es toda una mina de oro. De acuerdo con un estudio de la institución financiera suiza UBS, el desembolso definido como ‘gasto plateado’ continuará creciendo en el país, en algunas categorías como casas de retiro, planificación financiera, productos de belleza anti envejecimiento, de salud así como de ocio y turismo (viajes de crucero).

En pesos y centavos hablamos de un grupo de consumo que para este año, considerando a las personas mayores de 60 años representarán un poder adquisitivo de 15 mil millones de dólares, de acuerdo con datos entregados por Euromonitor.