• La campaña de Volvo fue diseñada por la agencia de publicidad Forsman & Bodenfors

  • Alrededor de la mitad de las personas con fortunas mayores a 50 millones de dólares viven en Estados Unidos

  • Según Financial Samurai, es más probable alcanzar un rotundo éxito financiero si se tienen estudios de posgrado

Para muchos, su gran sueño en la vida es volverse millonarios. Además, en ocasiones parece un objetivo al alcance de la mano. Según Investopedia, el número de personas acaudaladas en el mundo ha incrementado en 155 por ciento a escala global. Por supuesto, alcanzar la cúpula de los 25 individuos con más poder adquisitivo del planeta es un poco más difícil. Pero una campaña apunta que para reunir una pequeña fortuna, basta con conducir un camión.

Volvo acaba de lanzar su campaña The Cash Machine. En un video, la automotriz quiere promocionar un nuevo modelo de motor para sus camiones de carga. La iniciativa es protagonizada por Bob, un conductor que vive una vida acomodada. Además de permitirse un traje a la medida, cenas finas y varios peluqueros, incluso puede darle un uso no-convencional a su dinero en efectivo. Todo, presuntamente, gracias a los ahorros que consigue el vehículo.

El poder de una campaña aspiracional

Muchas marcas afirman, que sus productos dejan a las personas vivir más acomodadamente. Swarovsky, en una campaña para una línea femenina, prometió que sus accesorios podían empoderar a las mujeres en su trabajo y vida personal. Coors Light, en un cambio de enfoque para su estrategia publicitaria, quiso relacionar su cerveza con un estilo de vida más relajado. Dunkin, por su parte, se ha burlado de otras empresas que prometen esta exclusividad.

Lo cierto es que una campaña aspiracional tiene beneficios contundentes para las marcas. Sambuno apunta que este tipo de marketing no solo recae principalmente en la imaginación. Incluso, requiere que los consumidores abandonen por completo la racionalidad. Además, Fast Company cree que estas iniciativas son mucho más efectivas que inspirar a la audiencia. Por otro lado, agentes como Slate creen que se trata de una técnica sin valor en el presente.

Todo el mundo quiere ser exitoso, millonario y vivir una existencia acaudalada. Al mismo tiempo, pocas personas están dispuestas a poner el esfuerzo necesario para que puedan alcanzar esta realidad. Así que hay una gran oportunidad para las marcas si relacionan sus productos y servicios con esta idea. Por otro lado, hay que tener cuidado que el escenario de hecho sea realista. De lo contrario, se puede percibir como ilógico y generar rechazo.