CFAH

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

La ciudadanía efectiva solo se alcanzará con una sociedad civil organizada

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Para que los ciudadanos sean capaces de influir en las políticas públicas y en el gobierno de varias maneras.

“¿Mejores partidos? Claro que sí. ¿Mejores políticos? Por supuesto. Pero para eso hacen falta ciudadanos comprometidos, que hagan algo más que quejarse en Twitter o en la barra del bar”. Ignacio Escolar.

Peter Drucker  y las organizaciones de la sociedad civil (OSC)

  • “Las OSC u organizaciones no lucrativas se encuentran muy por delante de las empresas en sus modelos de gestión para enfrentar el futuro”.
  • “Las OSC también conocidas como asociaciones, son colectividades, agrupaciones de personas predominantemente por voluntad o participación voluntaria y son quienes forman instituciones obligadamente no lucrativas”.

Éstas son definiciones referentes a los organismos u organizaciones de la sociedad civil organizada (OSC) que mejor nos auxilian para el propósito de este contenido y son expresadas por Peter Drucker en su “Manual de Autoevaluación de la Fundación Drucker”. 

Para todos aquellos que han estudiado administración, reconocen en Peter Drucker ser el padre del management moderno, el más influyente observador de la realidad empresarial del siglo XX, “lo que no todo mundo sabe” es que Drucker  dedicó considerable tiempo a precisar los principios de la administración dentro de las organizaciones no lucrativas.

Las organizaciones no lucrativas son acreditadas en diversas formas, tales como: organismos no gubernamentales (ONG), organismos intermedios e Instituciones sin Fines de Lucro (ISFL), como las identifica el Instituto Nacional de Estadística y Geografía órgano autónomo mejor conocido por sus siglas como INEGI, institución que nos facilita a través de su página Web un sinfín de datos relacionados con la actividad económica de éste y otros importantes sectores de la economía integrados dentro del también citado como “Tercer Sector”.

Reforzando el concepto de estos organismos, el Tercer Sector es el conjunto de entidades que no siendo públicas, ni teniendo ánimo de lucro, se ocupan de realizar proyectos de acción social, o defender intereses de cualquier tipo (asociaciones culturales, deportivas, de consumidores, de exalumnos, profesionales en diversas materias, etc.) y se integran por voluntarios o asociados de tiempo parcial y colaboradores de tiempo completo. 

Derribando una falsa creencia acerca de la inefectividad de los OSC, Peter Drucker  señala de manera tajante que: “las organizaciones no lucrativas se encuentran muy por delante de las empresas en sus modelos de gestión para enfrentar el futuro”, haciendo referencia a que las instituciones como la Cruz Roja, las “Girls Scouts”, etc. se han convertido en líderes del management. 

Drucker se refiere a dos áreas: la estratégica y la eficacia del órgano de gobierno, diciendo que: “las instituciones de la sociedad civil ponen en práctica lo que la mayoría de las empresas se limitan a predicar”, insistiendo que en las áreas más complicadas, como lo son la motivación y la productividad de los trabajadores de la sociedad del conocimiento, las OSC son efectivas precursoras, impulsando políticas y prácticas que las empresas lucrativas deberían incorporar en el futuro.

“Olvídate de lo predecible, para hacer que las cosas sucedan, la administración tiene que avanzar y tener valentía para tomar riesgos. Más allá de eso, la cultura de la organización tiene que apoyar la sensata toma de riesgos”. Peter Drucker.

A lo anterior Drucker hace importante referencia a la cultura económica, asociativa y cívica, conceptos que acompañan a estas organizaciones de la sociedad civil. A continuación nos referiremos a ellas desde nuestra experiencia y entendimiento.

  • Cultura económica: Significa alcanzar el conocimiento académico, por autoestudio o experiencia, y llega a ser parte de la vivencia personal, grupal y social que permite el establecimiento de eficientes y eficaces criterios económicos – financieros y también el proporcionado ejercicio de esos recursos, implicando en este proceso: la planeación, operación, evaluación y control, así también el establecimiento de una serie de objetivos y criterios ambientales, sociales, de gobierno corporativo en un entorno de ética, integridad y responsabilidad social.
  • Cultura asociativa: Es muy importante identificar la esencia y razón del espiritu de asociarse bajo los principios de solidaridad y subsidiariedad. El asociacionismo es la forma natural u orgánica de vertebración de la sociedad civil. … “El objetivo principal es fomentar la participación, expandir la cultura del asociacionismo, la solidaridad y los mecanismos de auto-ayuda indispensables como una forma más de lograr el bienestar social”. 
  • Cultura cívica: La educación cívica, educación para la ciudadanía, civismo o formación cívica o incluso formación ciudadana, es un ejercicio pedagógico que tiene como objetivo fortalecer las relaciones sociales fomentando los espacios de convivencia social entre las personas. La educación cívica significa ahondar en la reflexión de aspectos teóricos, políticos y prácticos que implica el ejercicio de una ciudadanía efectiva, así como de los derechos y deberes de los ciudadanos entre sí como parte de un cuerpo de intervención política en una sociedad democrática, esperando que el ciudadano democrático sea parte activa de la política democrática y se sienta implicado en ella. 

Lo conveniente es que los ciudadanos sean capaces de influir en el gobierno de varias maneras, por lo que el individuo ha de estar  orientado hacia el sistema como un todo, tanto a las estructuras como a los procesos políticos y administrativos, esto es generalmente simétrico en una estructura política democrática.

Drucker hace referencia a la sociedad pos capitalista y es a dónde nos hemos dirigido desde los inicios de este Siglo XXI, y dónde el recurso clave es el “saber y no el capital”. Todo esto en un noble proceso de transformación para construir un país mejor.

Velocidad y eficiente respuesta de las OSC 

La velocidad y la eficiencia serán directamente proporcionales al impulso de sus dirigentes y representados. Dicho impulso se refleja al hacer efectivas su misión, visión, propósito y valores, los cuales deben de funcionar en su conjunto.

Reflexión 

Ante el actual contexto gubernamental el cual ha afectado de manera significativa al noble propósito de las OSC, se requiere un llamado urgente a la sociedad civil a reflexionar lo que conllevan y significan estos organismos en una auténtica democracia en dónde los que tiene la “voz cantante” no son los integrantes de los gobiernos (federal, estatal, municipal), somos los ciudadanos. 

Para poder opinar acerca de las OSC, debemos “saber de buena tinta” su composición, alcance poblacional y geográfico, resultados e impacto económico y social; también será muy importante haber vivido la experiencia desde una OSC, o responsablemente documentarse acerca de la actividad y desempeño de estos organismos. Y concluimos parafraseando a Don Tapscott: “La era digital ofrece una nueva democracia basada en la deliberación pública y la ciudadanía activa, y el liderazgo no va a venir de los líderes de las viejas instituciones” como diría aquel refrán; “flores nuevas para raíces viejas”.

Éste contenido forma parte de un texto conmemorativo del 60º Aniversario (1961-2021) del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas A.C. (IMEF) 
Y si estás de acuerdo comparte esta colaboración y recuerda, no bajemos la guardia, sigamos con el #QuédateEnCasa y por favor #UsaCubrebocas.

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Más de 150,000 mercadólogos inscritos en nuestros boletín de noticias diarias.

Artículos Premium

Artículos Premium

Más de Merca2.0

Artículos relacionados