JetBlue demanda a Walmart por el uso indebido de una marca

El nombrar a un producto o servicio de manera muy similar a una marca ya registrada y con reconocimiento no es tan extraño, de hecho suele ser motivo de conflictos entre dos compañías, tal como podría suceder entre JetBlue y Walmart.

Lo anterior debido a que la aerolínea lowcost presentó una demanda ante un tribunal de distrito de la ciudad de Nueva York en contra de la minorista estadounidense debido a un presunto uso indebido de una marca.

De acuerdo con reportes de Reuters y ABC, la queja fue interpuesta por JetBlue el viernes pasado y consiste en su incoformidad por que Walmart haga uso de la marca Jeblack.

Un brazo para competir con Amazon

Este es un servicio de comercio electrónico lanzado por el retanlirer el año pasado en la ciudad de Nueva York, que actualmente está activo en algunas ciudades estadounidenses, y que consiste en brindar la posibilidad de ofrecer a los usuarios realizar compras y recibir ofertas vía mensajes de textos.

Se trata de un proyecto emprendido en 2017 por Jenny Fleiss y que después recibió el apoyo de Walmart para ser lanzado oficialmente en 2018; un servicio de suscripción con costo de 50 dólares al mes y, según la compañía de Bentonville, Arkansas, dos tercios de los clientes se comprometen con el servicio semanalmente y gastan un promedio de mil 500 dólares por mes en las compras de JetBlack.

Si bien, parte del modelo consiste en ofrecer a los suscriptores recomendaciones de productos de Walmart, Jet.com, también ofrece promociones y servicios de otros minoristas locales. Es una alternativa de la compañía para competir con Amazon.

El problema del nombre

La propuesta no suena nada mal y, de hecho, aunque su nombre puede referirse ala filial de Walmart, Jet.com, la queja de JetBlue es precisamente el uso del sufijo Jet.

De hecho, argumenta que posee 43 registros de marca en Estados Unidos relacionados con JetBlue desde 1999, por lo que considera como una infracción el uso de Jetblack como nombre del servicio. Además, señala que el retailer “pretendía nuevas infracciones al usar otros nombres de ‘color de Jet +’ como Jetgold y Jetsilver, y acercarse al negocio principal de JetBlue al ofrecer servicios de viaje, incluidas las recomendaciones de restaurantes y entretenimiento, según Reuters.

Al respecto, Randy Hargrove, portavoz de Walmart dijo -citado por la agencia- que respetan “los derechos de propiedad intelectual de otros. (…) Tomamos este asunto en serio, y una vez que recibamos la queja, responderemos de manera adecuada ante el tribunal”.

El problema pasa por el uso de una marca registrada y, aunque todavía no podemos saber qué determinación tomará el tribunal encargado del caso (si procede), lo que sí es que esto pone en evidencia cómo es que las firmas buscan proteger (y sacar provecho) de los registros que tienen de sus marcas.