¿Cuánto cuesta el Internet móvil en diferentes países del mundo?

Diseño: Merca2.0
  • La transmisión de datos, tener acceso a redes móviles y la conexión instantánea se ha convertido en algo fundamental en la actualidad.

  • El país donde se puede encontrar el plan de datos móviles más barato del mundo es la India; por el contrario, el país más caro es Suiza.

  • Te puede interesar: Contenidos que todo CMO debe considerar

El costo de Internet móvil en todo el mundo, como cualquier otro tipo de producto o servicio, cambia en función del valor que se cuente y se le dé a la infraestructura del país. Para los usuarios de smartphones, la transmisión de datos, tener acceso a redes móviles y la conexión instantánea es algo fundamental.

Sin embargo, como se menciona con anterioridad, el costo de este servicio varía considerablemente entre diferentes países. De acuerdo con un nuevo análisis de precios de los datos móviles, realizado por Cable.co, se tiene más información que demuestra en dónde un Gigabyte de datos es más barato y más caro.

El análisis se centró en 6,313 planes de datos en 230 países diferentes. India fue nombrada como la más barata, donde, en promedio, los usuarios deben pagar $0.26 dólares por un gigabyte de datos. En segundo lugar se encuentra Kirguistán, $0.27 y Kazajstán $0.49.

Zimbabwe se encuentra en el extremo opuesto de la escala de asequibilidad con un gigabyte de datos que tiene un costo promedio de $75.20 dólares. De forma general, el recuento de la plataforma tiene un índice de precios variado en 15 países seleccionados.

Por ejemplo, un gigabyte de datos en Italia promedia $1.73 dólares, mientras que en Alemania cuesta casi $7. Las personas tienen que pagar aún más en América del Norte, pues en regiones como Estados Unidos un gigabyte cuesta un promedio de $12.38 dólares, por encima de Canadá donde se encuentra a un precio de 12,02 dólares.

Consideraciones sobre el Internet Móvil 

En los países donde se hizo este análisis se puede demostrar que muchos de ellos tienen una excelente infraestructura de banda ancha móvil, lo que les permite a los proveedores ofrecer grandes cantidades de datos a precios baratos. En algunos países, las condiciones económicas dictan que el precio debe permanecer bajo para que las personas puedan pagarlo, pues de otra manera sería imposible poder hacerlo.

Si bien el índice de precios es variable, hay una serie de aspectos que se deben tomar en cuenta. Por ejemplo, a pesar de que Corea del Sur ha desarrollado una red móvil exitosa y funcional en los últimos años, sus precios aún son exorbitantes ($15 dólares) por gigabyte. Sin embargo, los usuarios de planes de datos en Seúl todavía ahorran más que otros usuarios, como los suizos, cuyos costos de operación superan los $20 dólares.

¿Hay una necesidad tras el uso de datos móviles?

Si bien un smartphone, tableta o computadora puede ser una herramienta productiva, la necesidad de estar siempre conectados y el uso compulsivo de estos dispositivos puede interferir con el trabajo, la escuela, las relaciones laborales o incluso personales.

Cuando una persona pasa más tiempo en las redes sociales o en juegos móviles que interactuando con personas reales, puede tener un caso de adicción a su teléfono móvil. Esto se conoce como “nomofobia” (miedo a no tener un teléfono) y puede abarcar una variedad de problemas de control de los impulsos que, a la larga, afecta de manera importante.

La Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y Uso de Tecnologías de la Información en los Hogares (ENDUTIH) 2017 indica que 64.7 millones de personas en México tienen un dispositivo móvil, de los cuales al menos 92.1 por ciento lo utilizan para el uso de aplicaciones de mensajería instantánea.

Por su parte, según un estudio de PsychologyToday, la mayoría de las personas rara vez está a más de metro y medio de su teléfono inteligente. Y esto se debe al hecho de estar siempre recibiendo notificaciones en apps de redes sociales y mensajería instantánea por estos dispositivos.

Si quieres conocer más sobre el consumidor digital, participa en nuestro estudio. 

Clic aquí