Últimamente el concepto de vacunas se ha vuelto muy interesante para el público en general. Esto, en muy buena parte, por culpa de la pandemia de COVID-19. No solo se han empezado a reportar con mayor vigor los ingresos de la industria. También están en los reflectores todos los agentes que están luchando por encontrar un fármaco útil contra el SARS-COV-2. Y, por supuesto, cómo se benefician algunas empresas con los avances de sus equipos médicos.

Toda esta atención parte de un único, importante principio: las vacunas contra la COVID-19 son la mejor forma de detener la pandemia. Incluso si se obtiene un tratamiento, podría ser que las instituciones de salud se vean rebasadas por la alta tasa de contagio del virus. La inmunidad de rebaño orgánica tardaría años en desarrollarse. Y la cuarentena no puede extenderse por siempre. Pero crear estos fármacos es un proceso notablemente complejo.

El proceso de las vacunas

De acuerdo con Milken Institute, en estos momentos se están desarrollando casi 300 fármacos (entre tratamientos y vacunas) para la COVID-19. Sin embargo, en datos de AlJazeera, solo tres de las sustancias pensadas para inmunización están en la fase de pruebas clínicas. Otras 67 apenas están en la etapa pre-clínica. Si bien parece que el desarrollo es lento, LiveScience de hecho apunta que muchos investigadores están saltándose pasos clave en este proceso.

Y es que el desarrollo de las vacunas suele tomarle a las empresas farmacéuticas, de acuerdo con History of Vaccines, entre 10 y 15 años de pruebas y procesos públicos o privados. Esto responde a, según Public Health Online, la producción de un nuevo producto contempla desde la identificación de compuestos prometedores hasta manufactura y control de calidad. Ni con las medidas fast-track de la COVID-19, The Conversation estima menos de 12 a 18 meses.

Si bien el tema de las vacunas contra la actual pandemia es preocupante, no es el único virus que debería preocupar a la población. Según Our World in Data, todavía para 2018 unos 13.5 millones de niños en el mundo no estaban adecuadamente inmunizados. Y los CDC dicen que, en Estados Unidos (EEUU), solo siete en 10 bebés están bien protegidos contra enfermedades prevenibles. Si quieres saber sobre el proceso de desarrollo (y su costo), revisa esta infografía:

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299