El impacto del coronavirus ha trastocado a todo y todos. La cantidad de muertes a causa del COVID-19 y el freno a la economía que este supone urge a todos los jugadores de la industria a buscar soluciones en la materia y quizá uno de los personajes más activos al respecto ha sido Bill Gates.

El cofundador de Microsoft fue una de las primeras voces de la industria tecnológica en pronunciarse en torno al tema de la pandemia, al tiempo que se trata de una de las personas más activa en términos de donaciones y búsqueda de soluciones mediante sus diferentes asociaciones.

Bill Gates en la conversación del COVI-19

Al participar en un evento de TED Connects, el hoy filántropo expresó una seria advertencia sobre el coronavirus y lo que eso podría significar para la economía. En concreto y sin referirse a algún gobierno o país en particular, Gates afirmó que, desde su punto de vista, el mundo debería cerrarse y que las personas deberían aislarse durante seis a diez semanas, según recuerdan desde la CNBC, medio que siguió la charla.

Adicional, la semana pasada el empresario expuso un plan de tres acciones en una columna publicada en The Washington Post, que decir de Gates deberían de ser los pasos a seguir por todos los gobiernos en aquellos países que se han visto afectados por la pandemia.

En el escrito de Bill se habla de tres puntos clave para salir de la crisis sanitaria:

  • La estrategia debe ser nacional. Es decir que todas las partes de la nación deben caminar en un mismo sentido y seguir las recomendaciones por igual. “Cualquier confusión sobre este punto solo extenderá el dolor económico, aumentará las probabilidades de que el virus regrese y cause más muertes”.
  • Más pruebas. Para el millonario esto es vital por dos razones. Por un lado, se pueden identificar con rapidez a los voluntarios potenciales para estudios clínicos, mientras que por otro, permitiría frenar con mayor efectividad el brote de este virus. De esta manera, Gates indicó que “(…) la demanda de pruebas probablemente excederá la oferta por algún tiempo, y en este momento, hay poca armonía o razón para saber quién obtiene las pocas disponibles”.
  • Datos para desarrollar tratamiento y vacuna. Por último, el empresario refirió que los líderes y gobernantes pueden ayudar al no alimentar rumores, presunciones de inmunidad o protección, y mucho menos las compras de pánico, tanto de productos de consumo, como de medicamentos. “Realice ensayos rápidos con varios candidatos e informe al público cuando los resultados estén disponibles. Una vez que tengamos un tratamiento seguro y efectivo, tendremos que asegurarnos de que las primeras dosis lleguen a las personas que lo necesitan”.

Prueba avanzada y cerca de las pruebas

Justo en este último punto es en donde parece haber avances para una de las empresas financiadas por Gates, misma que trabaja en una vacuna contra el coronavirus COVID-19 y que podría comenzar a probarse en humanos luego de que consiguiera la autorización reglamentara para comenzar con estas pruebas clínicas.

A decir de los reportes en la materia, esta vacuna experimental desarrollada por Inovio Pharmaceuticals, y financiada por la Fundación Bill y Melinda Gates y la Coalición para las innovaciones de preparación para epidemias, comenzaría con las pruebas el próximo lunes.

Este proyecto financiado por la fundación de Gates, que recibe el nombre de INO-4800 sería la segunda vacuna potencial contra el COVID-19 que inicia ensayos en humanos en Estados Unidos.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299